Tribunal condena a exvicepresidenta de Guatemala a 15 años de cárcel por corrupción
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tribunal condena a exvicepresidenta de Guatemala a 15 años de cárcel por corrupción

COMPARTIR

···

Tribunal condena a exvicepresidenta de Guatemala a 15 años de cárcel por corrupción

Roxana Baldetti fue hallada culpable de asociación ilícita, fraude y tráfico de influencias por autorizar un pago por 17.8 mdd a empresa israelí por una fórmula para descontaminar un lago.

09/10/2018
Actualización 09/10/2018 - 7:34
Roxana Baldetti, exvicepresidenta de Guatemala.

GUATEMALA.- Un tribunal guatemalteco condenó este martes a 15 años y 6 meses de prisión a la exvicepresidenta Roxana Baldetti por su participación en la adjudicación de un contrato que pretendía el uso de una fórmula para descontaminar el Lago de Amatitlán, la que resultó ser un fraude.

Según la acusación de la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, (CICIG), Baldetti junto con otras 12 personas, se coludieron para entregar un contrato por unos 18 millones de dólares a la empresa israelí M. Tarcic Engineering, para la limpieza del lago. Sin embargo, estudios determinaron que el líquido no era más que agua, sal y cloro.

El juez Pablo Xitumul, al leer la sentencia, explicó que Baldetti, de 55 años, era la líder de la organización y que era conocida como “la mera mera, la jefa o la gran jefa” y que los acusados realzaron eventos amañados, se confabularon con empresarios para saquear al estado y que con sus acciones vulneraron a la población.

“Con actores del sector privado se concertaron y organizaron actos perversos”, señaló Xitumul.

No está claro si la empresa M. Tarcic Engineering Ltd, con la que se firmó el contrato, habría participado en el desvío de los recursos pero sí que el líquido que vendió "no ha servido ni sirve para nada", agregó.

El juez dijo que la exfuncionaria, junto con su hermano, daba "instrucciones para colocar a personas claves para que ejecutaran el presupuesto en favor de la organización criminal" y que facilitó los "procedimientos adminitrativos y financieros para la empresa" de origen israelí.

El tribunal demostró que casi el total de la suma fue desviado a 13 cuentas bancarias de varias empresas de papel y a gastos personales de proveedores. Por este caso también fueron señaladas otras 13 personas, entre ellas el hermano de Baldetti.

La exvicepresidenta de 56 años, permanecía detenida en Guatemala desde 2015 por otros delitos y está acusada de liderar una red de defraudación al Estado a través de las aduanas junto con el expresidente Otto Pérez Molina, caso por el cual aún no es juzgada.

Baldetti tiene otros dos procesos abiertos por corrupción, así como una solicitud de extradición a Estados Unidos por narcotráfico.

Desde el 2015, las investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un ente respaldado por Naciones Unidas y Estados Unidos, han ayudado a enviar a prisión a decenas de funcionarios y empresarios, incluidos el expresidente Pérez Molina y la misma Baldetti.

La exvicepresidenta fue fundadora del Partido Patriota en 2002 y fue diputada durante dos períodos, del 2004 al 2011. Ganó la vicepresidencia como compañera de fórmula de Pérez Molina, un general retirado que tuvo protagonismo durante la cruenta guerra civil (1960-1996), y con quien gobernó del 2012 al 2015, pero renunció seis meses antes de terminar su mandato.

Baldetti dejó su cargo en mayo de 2015 en medio de escándalos de corrupción y de históricas manifestaciones de los guatemaltecos, cuando la CICIG y la fiscalía pidieron su captura por el caso de defraudación aduanera.

"El trabajo de la fiscalía ha logrado demostrar cómo la corrupción ha entrado a las altas esferas gubernamentales", dijo Juan Francisco Sandoval, jefe de la fiscalía contra la impunidad al concluir el juicio.

Baldetti, quien siempre negó los cargos, no quiso hablar con la prensa después de la condena por asociación ilícita, fraude y tráfico de influencias.