Mundo

Tres personas están en observación en Madrid tras caso de ébola

Autoridades de salud señalaron que el marido de la enfermera, así como un viajero procedente de Nigeria y otra enfermera que hasta ahora no reúne los criterios de sospecha, están bajo observación; la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa señaló a diputados que están realizando una lista de las personas que estuvieron en contacto con la enfermera infectada.
Agencias
07 octubre 2014 7:19 Última actualización 07 octubre 2014 7:20
Directora de Salud en España

La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, señaló que están haciendo una lista de las personas con las que tuvo contacto la enfermera infectada. (Reuters)

MADRID. Tres personas, además de una auxiliar de enfermería contagiada con ébola, están internadas para realizarles un seguimiento ante un posible desarrollo de la enfermedad, informó el gerente del Hospital Carlos III de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina.

Dos de los ingresados son casos sospechosos de ébola. Uno de ellos es el marido de la enfermera infectada y otro es un viajero procedente de Nigeria, quien ha dado negativo a la primera prueba y está a la espera de una segunda mañana, según el gerente.

El tercer caso es el de una enfermera que no reúne los criterios de sospecha y no presenta ningún síntoma de la enfermedad.

"Hay dos casos sospechosos y un caso que no reúne los criterios de sospecha", sostuvo Santamarina.

La enfermera infectada, el primer caso de contagio de la enfermedad fuera de África, había tratado en el hospital Carlos III a dos misioneros españoles repatriados desde Liberia y Sierra Leona que fallecieron posteriormente a causa de la enfermedad.

Durante la comparecencia de la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ante una comisión en el Congreso de los Diputados, dijo que estaban haciendo una lista de otras personas que podrían haber estado en contacto con la enfermera.

Por su parte, el coordinador del centro de Alertas y Emergencias del ministerio de Sanidad, Fernando Simón, dijo a la emisora Cadena SER que la enfermera estaba estable y que su vida no corría peligro inmediato. Funcionarios sanitarios dijeron que no tenía más síntomas que la fiebre. Según informaciones en medios, tiene 44 años.

Simón dijo que su marido está "bien y relativamente tranquilo".
Hay riesgo bajo de que la gente que ha estado en contacto con la enfermera pueda desarrollar ébola, dijo Simón, que insistió en que no representa una amenaza para la salud pública. Discutió a los críticos que dijeron que la reacción de las autoridades sobre el caso fue lenta.

Con información de Reuters y AP