Mundo

Tres ejecuciones están programadas en EU
en las próximas horas

A pesar de la controversia que causó la ejecución de un reo en Oklahoma cuya inyección letal no funcionó y luego murió de un ataque cardiaco, tres hombres serán ejecutados en Georgia, Missouri y Florida; los tres estados se han negado a divulgar datos sobre las sustancias químicas que usarán.
Associated Press
17 junio 2014 10:13 Última actualización 17 junio 2014 10:23
Pena de muerte EU AP

La fallida ejecución de Lockett el 29 de abril reabrió el debate. (AP)

ST. LOUIS. Tres hombres serán ejecutados en Estados Unidos en las próximas horas, a pesar de la controversia por la ejecución de un reo en Oklahoma cuya inyección letal no funcionó y luego murió de un ataque cardiaco.

Según lo planeado, Marcus Wellons será ejecutado el martes por la noche en Georgia. Seis horas más tarde John Winfield recibirá la inyección letal en Missouri y John Ruthell Henry correrá la misma suerte a las 6 de la tarde el miércoles en Florida.

Nueve ejecuciones han sido canceladas o postergadas en Estados Unidos desde fines de abril, tras la fracasada ejecución de Clayton Lockett en Oklahoma.

"Creo que después de la ejecución de Clayton Lockett, se ha prestado gran atención al tema", consideró Deborah Denno, experta en temas de pena de muerte en la Universidad de Fordham. "Estas ejecuciones serán observadas con atención aún mayor".

Los tres estados donde ocurrirán estas ejecuciones — Florida, Georgia y Missouri — se han negado a divulgar datos sobre las sustancias químicas que usarán para poner fin a la vida del condenado.

Los abogados de los prisioneros han denunciado el proceso confidencial que usan los estados para obtener tales drogas, generalmente de farmacias anónimas y que carecen de supervisión oficial.

A pesar de la controversia, los partidarios de la pena de muerte insisten en que los criminales merecen su castigo.

Wellons fue declarado culpable de violar y asesinar a una niña de 15 años en un suburbio de Atlanta en 1989. Winfield fue convicto de matar, en un ataque de celos, a dos amigas de su ex novia y de dejarla ciega a ella en 1996. Henry, en Florida, lleva el cargo de haber matado a puñaladas a su esposa y al hijo de ella en 1985. Sus abogados, sin embargo, afirman que Henry está mentalmente incapacitado.