Mundo

Tres cambios en el gabinete de Raúl Castro en una semana

Sustituyó a tres ministros en una semana, incluido el vicepresidente Marino Murillo por el también vicepresidente Ricardo Cabrisas, quien ha tenido a su cargo, entre otras tareas económicas, la renegociación de la deuda externa cubana.
Corresponsal Vivian Núñez
14 julio 2016 22:57 Última actualización 15 julio 2016 5:0
La visita de Fidel Castro fortalecerá la relación con México. (Reuters)

La visita de Fidel Castro fortalecerá la relación con México. (Reuters)

HABANA.- En un hecho poco común en Cuba, el presidente Raúl Castro sustituyó a tres ministros en una semana, incluido el vicepresidente Marino Murillo, quien dejó de ser titular de Economía y Planificación pero sigue dedicándose a la aplicación de las reformas, en momentos en que el país vive una compleja situación económica por falta de liquidez y reducción del petróleo procedente de Venezuela.

En una escueta nota oficial difundida hoy se precisa que la liberación de Murillo de la cartera de economía obedece “a la necesidad de que concentre sus esfuerzos” en las tareas vinculadas a las reformas en curso, en su calidad de vicepresidente del gobierno y jefe de la comisión permanente que se ocupa de la implementación de los cambios.

Murillo fue sustituido por el también vicepresidente Ricardo Cabrisas, quien ha tenido a su cargo, entre otras tareas económicas, la renegociación de la deuda externa cubana.

Este reordenamiento del gabinete se realiza en momentos en que el país aplica una serie de restricciones para paliar las tensiones económicas producidas por una baja en la disponibilidad de dinero fresco y portadores energéticos, entre otras razones.

Fue el propio Murillo quien, en la última sesión del parlamento, explicó las medidas que se aplican con el objetivo, dijo, de mantener la viabilidad de la economía nacional y afectar lo menos posible el consumo de la población y los sectores que generan ingresos en divisas.

Entre las disposiciones que ya se han puesto en marcha está un recorte de hasta 28 por ciento en el consumo de portadores energéticos, centrado fundamentalmente en el sector estatal, y se restringirán los pagos en divisa fuerte que tenía previsto el país, salvo en la importación de alimentos.

En paralelo, se anunció igualmente hoy la sustitución del ministro de Educación Superior, Rodolfo Alarcón Ortiz, por el viceministro primero de ese sector, José R. Saborido Loidi. No se informaron las causas de este cambio, aunque sí se elogió el trabajo del ministro saliente.
Hace una semana también se informó la designación de manera provisional de Abel Prieto como ministro de Cultura, en remplazo de
Julián González Toledo.

La noticia llamó la atención porque el propio Prieto, quien fungía como asesor del presidente Castro desde 2012, fue sustituido ese año como titular de Cultura a solicitud propia, por razones de salud.