Mundo

Tregua en Siria "no se va a sostener", afirman oficiales rebeldes

El cese al fuego en Siria, acordado por Rusia y Estados Unidos y que entró en vigencia el pasado lunes, no podrá sostenerse, afirmaron oficiales insurgentes, quienes señalaron que el acuerdo tiene un sesgo contrario a los opositores de Bashar al-Assad.
Reuters
17 septiembre 2016 10:42 Última actualización 17 septiembre 2016 10:48
Siria

El viernes, Washington y Moscú acordaron extender el alto al fuego en Siria. (Reuters)

El alto al fuego en Siria "no se va a sostener", advirtió este sábado un oficial rebelde de alto rango, mientras los ataques aéreos y los bombardeos se mantenían en algunos lugares y no se concretaban las promesas de entrega de ayuda.

El cese al fuego es el resultado de un acuerdo entre Rusia, que apoya al presidente sirio Bashar al-Assad con apoyo aéreo, y Estados Unidos, que apoya a determinados grupos rebeldes.

La tregua entró en vigencia el lunes. El viernes, Washington y Moscú acordaron extender el alto al fuego.

Los insurgentes afirman que sólo aceptaron -y renuentemente- el acuerdo inicial, que creen tiene un sesgo contrario a ellos, porque podría aliviar la desesperada situación humanitaria en las áreas asediadas que ellos controlan, incluida la zona en el este de Alepo.


"La tregua, tal como hemos advertido y le dijimos al Departamento de Estado (de Estados Unidos) no se va a sostener", dijo el líder rebelde, mencionando que en la frontera con Turquía hay un convoy de ayuda de la ONU al que todavía no le entregan permiso para ir a Alepo.

"No es posible que la parte (Rusia) que hace la guerra contra la gente luche por alcanzar una tregua y tampoco es posible que impulse ese acuerdo mientras bombardea noche y día; mientras que por otro lado, la otra parte, Estados Unidos, tiene el rol de espectador", acusó el oficial.

Moscú y Washington se acusan mutuamente de ser responsables de que las entregas de ayuda están retenidas lejos de Alepo, donde se suponía que las fuerzas rebeldes y el ejército sirio iban a retirarse del camino de Castello, que lleva a los distritos controlados por los insurgentes.

El viernes, Rusia dijo que el ejército sirio se había retirado inicialmente pero que regresó a sus posiciones luego de ser atacados por los rebeldes, que a su vez dijeron que las fuerzas del Gobierno nunca había dejado sus posiciones.