Mundo

Tras cuestionamientos sobre su salud mental, Trump se hará examen médico: ¿coincidencia?

Después de que se publicara 'Fire and Fury', donde gran parte de sus colaboradores cuestionan su salud mental, el presidente estadounidense se realizará análisis el viernes, que serán divulgados públicamente.
Shannon Pettypiece|Bloomberg
08 enero 2018 9:37 Última actualización 08 enero 2018 9:37
Donald Trump (Bloomberg)

Donald Trump (Bloomberg)

El presidente estadounidense Donald Trump se someterá el viernes al primer examen físico desde que asumió, pero podría no saberse gran cosa sobre la salud del mandatario de 71 años aficionado a McDonald’s y que rechaza todo ejercicio más allá del golf.

Como todos los estadounidenses, Trump tiene derecho en el marco de la ley federal a que no se revele información sobre su salud. La Casa Blanca prometió, sin embargo, que el médico, el contraalmirante Ronny Jackson, emitirá un informe público sobre el examen previsto para el 12 de enero en el Centro Médico Walter Reed en Bethesda, Maryland.

Los detractores liberales de Trump y hasta algunos republicanos han cuestionado hace poco su capacidad para el cargo. Un nuevo libro sobre la Casa Banca de Trump del escritor Michael Wolff, ‘Fire and Fury’, afirma que casi todos los principales colaboradores y asesores del mandatario consideran que tiene problemas mentales.

"Todos dicen que es como un niño. Lo que quieren decir es que necesita una gratificación inmediata. Todo se trata de él", dijo Wolff la semana pasada en NBC. "Este hombre no lee, no escucha. Es como un flipper, simplemente disparando por los lados. Dicen que es un imbécil, un idiota".

Trump rechazó las afirmaciones el sábado y se proclamó un “genio muy estable”. La Casa Blanca lanzó el domingo un ejército de representantes a condenar el libro y otras especulaciones sobre la aptitud del presidente para gobernar.

El propio mandatario estadounidense comparó su vigor en 2016 con el de su rival, la demócrata Hillary Clinton, y afirmó que un episodio de desmayo de la exsecretaria de Estado y una persistente tos eran pruebas de que su salud no era la adecuada para que se la eligiera.

“Hillary Clinton no tiene la fortaleza ni la energía necesarias para gobernar en este mundo”, decía una voz en off en un aviso de campaña de Trump en octubre de 2016.

Cigarros ocasionalmente

Los informes médicos presidenciales son siempre breves y detallan algunos datos, niveles de colesterol, peso, presión arterial, además de destacar a veces algunas peculiaridades.

En el primer examen de George W. Bush como presidente, su médico destacó que le gustaba disfrutar de algún cigarro ocasional, beber refrescos de dieta y correr 19 kilómetros por semana.

El informe de salud del expresidente Barack Obama mencionaba sus esfuerzos por dejar de fumar.

“La salud del presidente no sólo tiene importancia para él sino también para todos nosotros, de modo que esperamos que los mandatarios revelen información que otras personas no tienen por qué proporcionar, al igual que su información financiera”, dijo David Orentlicher, uno de los directores del programa de derecho sanitario de la Universidad de Nevada, Las Vegas.

No se sabe si se someterá a Trump a un examen de salud mental, si bien los informes médicos de Obama y Bush indicaron que los exámenes habían revelado una función neurológica normal.

Jackson no contestó una solicitud de entrevista cursada a través de la Casa Blanca. Un vocero de la Casa Blanca declinó hacer declaraciones.

Sign up for free