Mundo

Tony Blair, enviado para la paz en Medio Oriente, deja cargo en el Cuarteto

El proceso para lograr la paz entre Israel y los Palestina enfrenta un nuevo contratiempo con la renuncia de Tony Blair, exprimer ministro británico y enviado internacional para Medio Oriente.
AP
27 mayo 2015 14:41 Última actualización 27 mayo 2015 14:43
Tony Blair

Blair escribió una carta al secretario general de la ONU Ban Ki-moon para confirmar su salida. (Bloomberg)

JERUSALÉN.- El exprimer ministro británico Tony Blair renunció a su puesto como enviado internacional para Medio Oriente, poniendo fin a un periodo que comenzó con grandes promesas pero que tuvo problemas para conseguir cambios importantes en su intento por lograr la paz entre Israel y los palestinos.

Personas en Jerusalén cercanas al trabajo que realiza el llamado Cuarteto para Medio Oriente dijeron a The Associated Press el miércoles que Blair escribió una carta al secretario general de la ONU Ban Ki-moon para confirmar su salida, aunque el anuncio no se ha formalizado; se espera que esto último suceda más tarde hoy cuando autoridades del Cuarteto se reúnan en Bruselas.

El Cuarteto para Medio Oriente fue formado para participar en el proceso de paz entre Israel y palestinos, y está formado por Estados Unidos, Rusia, ONU y la Unión Europea.



Blair asumió el cargo en 2007 con grandes promesas. Su misión era preparar el terreno para el establecimiento de un Estado palestino junto con Israel como parte de un acuerdo de paz. Pero batalló en el puesto e incluso un funcionario dijo que ha habido "frustración" por su limitada autoridad. La misma fuente dijo que Blair sentía que su oficina tenía ya un liderazgo fuerte y que ahora era el momento de irse.

Sin embargo, Blair se encontró rápidamente librando pequeñas batallas con Israel sobre el movimiento de bienes y ciudadanos palestinos. Con los esfuerzos paralizados, el objetivo de dos Estados sigue tan alejando como siempre.

De acuerdo con la página de internet de su oficina, bajo su cargo se logró retirar decenas de puntos de control israelí en Cisjordania, facilitando el movimiento de trabajadores y productos palestinos. También se impulsó el turismo en Belén, ayudó a otorgar miles de permisos para palestinos que trabajan en Israel y una inversión de 350 millones de dólares en telefonía móvil en Cisjordania que creó miles de empleos.

El funcionario dijo que Blair sigue comprometido con la visión del Cuarteto de la existencia de dos Estados y espera tener un papel "informal" en la promoción de la paz. Un área donde podría ayudar es en el desarrollo de las relaciones entre Israel y el mundo árabe, señaló la fuente.

Todas las notas MUNDO
Detenido en Estambul confiesa ser el autor de la ataque de Año Nuevo
Termina búsqueda del MH370 sin rastro del avión desaparecido
La UE convoca a la unidad contra Donald Trump
"Peor que Obama no será": Maduro sobre Donald Trump
Donald Trump y Martin Luther King hablan de votos
Hombre que atacó club nocturno en Estambul es capturado
Fiscalía surcoreana pide arresto del heredero de Samsung
FBI detiene en California a la esposa del atacante de Orlando
Nombran a embajador mexicano representante de la ONU en El Salvador
Obama advierte a Trump que no derrumbe el acuerdo nuclear con Irán
Ataques suicidas contra universidad de Nigeria dejan cuatro muertos
Trump espera pronta aprobación de dinero para el muro fronterizo
Europa es dueña de su propio destino: Merkel
Rusia pide paciencia y aguardar la toma de posesión de Trump
Accidente aéreo en Kirguistán deja al menos 37 muertos
Maduro renueva control económico en plena crisis
Estas son algunas guías sobre la política exterior de Trump
Piden no tomar medidas unilaterales para resolver conflicto palestino-israelí
Reportan al menos 26 muertos tras motín en cárcel de Brasil
Equipo de Trump considera mudar sala de prensa de la Casa Blanca
El Salvador vive un día sin asesinatos después de dos años
Irán no renegociará acuerdo nuclear
Esto es lo que Theresa May dirá en su discurso sobre el Brexit
Director de la CIA hace una ‘advertencia’ a Trump
Brexit, la amenaza para bancos con sede en Londres