Mundo

Texas despliega mil efectivos de la Guardia Nacional en la frontera

El gobernador de Texas, Rick Perry, ordenó el despliegue de mil soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México, que se ha visto desbordada en las últimas semanas por la llegada masiva de inmigrantes menores de edad.
Notimex
21 julio 2014 15:58 Última actualización 21 julio 2014 16:1
El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció el reforzamiento de la vigilancia en la frontera con México. (AP)

Rick Perry, gobernador de Texas, anunció el reforzamiento de la vigilancia en la frontera con México. (AP)

DALLAS, Texas.- El Gobierno del estado de Texas desplegará hasta mil soldados de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad en la frontera con México en respuesta a la ola migratoria que se registra en la zona.

El gobernador de Texas, Rick Perry, informó que la movilización de efectivos se completará en los próximos 30 días para reforzar la Operación Seguridad Fuerte, dedicada al combate de la actividad criminal en la región.

En rueda de prensa, Perry aseguró que en los últimos meses las medidas de seguridad en la frontera se han visto rebasadas por el arribo de decenas de miles de menores migrantes no acompañados que están cruzando a Estados Unidos.


Sostuvo que los cárteles del narcotráfico y bandas criminales están explotando esta situación para la trata de personas y cruce de drogas.

"No me voy a quedar de brazos cruzados mientras nuestros ciudadanos están bajo asalto", dijo el gobernador. “El precio de la inacción es demasiado alto para que lo paguen los texanos”, agregó.

El gobernador Perry había solicitado al president Barack Obama el reforzamiento de la seguridad en la frontera sur mediante el envío de soldados de la Guardia Nacional.

Aunque Obama dijo estar abierto a la idea, Perry decidió no esperar y ejercer su autoridad ejecutiva para enviar tropas a vigilar la frontera utilizando recursos de la propia entidad, lo que podría costar a los contribuyentes hasta 12 millones de dólares al mes.

La acción fue criticada de inmediato por legisladores demócratas.

"Deberíamos estar enviando a la Cruz Roja a la frontera no la Guardia Nacional para hacer frente a esta crisis humanitaria", dijo el representante federal demócrata Joaquín Castro en un comunicado y en su cuenta de Twitter.


Perry es el segundo gobernador de una entidad fronteriza que ejerce su autoridad ejecutiva para desplegar a la Guardia Nacional a vigilar la línea divisoria en el sur.

En marzo de 2010, el entonces gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, ordenó a la Guardia Nacional patrullar la frontera en respuesta al homicidio de un ranchero en los límites de Arizona y Nuevo México.