Mundo

Termina la huelga de trenes en Filadelfia

Associated Press
15 junio 2014 10:25 Última actualización 15 junio 2014 10:33
trenes, Reuters

Todos los trabajadores que tenían turnos este domingo, ya se presentaron a trabajar. (Reuter)

FILADELFIA.- El servicio de trenes de pasajeros en Filadelfia se reanudó este domingo por la mañana, apenas unas horas después de que los trabajadores volvieran a sus puestos tras una breve huelga que terminó cuando intervino el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, según miembros de la Autoridad de Transporte del Sudeste de Pensilvania (SEPTA, por sus siglas en inglés).

Todos los trabajadores que tenían turnos el domingo se presentaron a trabajar y "algunas líneas que empiezan de madrugada, como la línea del aeropuerto, están en marcha", señaló la vocera de SEPTA Jerri Williams.

El primer tren en reanudar el servicio salió a las 4:18 de la mañana de Temple Station hacia el aeropuerto internacional de Filadelfia, añadió.

La huelga comenzó después de que las negociaciones entre la SEPTA y los sindicatos de ingenieros y electricistas no lograran alcanzar un nuevo acuerdo sobre los contratos el viernes. Los paros dejaron sin servicio 13 líneas que transportan a pasajeros de Filadelfia a los suburbios, el aeropuerto internacional y Nueva Jersey.

El sábado, Obama aceptó la petición del gobernador republicano del estado, Tom Corbett, de crear una junta presidencial de emergencia que mediase en la disputa laboral, obligando a los 400 trabajadores sindicados a volver a sus puestos. Obama ordenó que se estableciera una junta de tres miembros que entró en vigor a las 12:01 de la mañana del domingo, y pidió una "resolución rápida y sin sobresaltos".

La última huelga regional de trenes, que se produjo en 1983, duró más de tres meses.

El vicepresidente de la Hermandad de Ferroviarios e Ingenieros de Locomotoras, Stephen Bruno, dijo que los miembros de su sindicato estaban cumpliendo la orden de volver al trabajo a partir de las 12:01 de la mañana.

La SEPTA, por su parte, dijo esperar que el servicio estuviera en marcha el domingo por la mañana.

Los sindicatos y la SEPTA no tienen que retomar las negociaciones directas, pero sí participar en el proceso de la junta, que suele implicar el envío de propuestas por escrito y participar en vistas. Obama ha dado a la junta 30 días para presentar recomendaciones sobre cómo debe solucionarse la disputa.

La huelga ha agravado los problemas de transporte en la zona, donde grandes obras de infraestructura ya complicaban los trayectos más de lo normal.