Mundo

Temer admite que se prepara para asumir el lugar de Dilma

Dilma Rousseff acusó al vicepresidente de Brasil, Michel Temer, de corrupción y dijo que todos saben que él tiene cuentas en el exterior y que está acusado por la Fiscalía. 
Agencias
26 abril 2016 21:12 Última actualización 27 abril 2016 5:0
michel temer

Michel Temer, vicepresidente de Brasil. (Bloomberg)

BRASILIA.- El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, admitió por primera vez que ya se “prepara” para asumir el próximo mes el lugar de la presidenta Dilma Rousseff, quien afirmó por su parte, que el que la juzga es “corrupto”, mientras contra ella no pesa ninguna acusación por haber recibido dinero procedente de la corrupción.

“Ellos son acusados, yo no tengo acusación; lo más extraño es que quien me juzga es corrupto”, dijo Rousseff en alusión al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, su adversario y encargado de dar curso al trámite del juicio político con miras a su destitución.

“Todo el mundo sabe que tiene cuentas en el exterior y que está acusado por la Fiscalía”, señaló Rousseff durante un acto en Salvador, capital del estado Bahía.

GRAN INJUSTICIA 

La mandataria sostuvo que es víctima de una “gran injusticia” e insistió en que no cometió ningún “crimen de responsabilidad” que argumente la apertura de un proceso de destitución en su contra.

La comisión de 21 senadores que analizará si existen méritos jurídicos para procesar a la mandataria eligió ayer, en su primera sesión de trabajo, a Raimundo Lira, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), como presidente y acordó que será el 6 de mayo cuando decidirán si procesan a la presidenta o archivan el caso.

En entrevista con el diario O´Globo, Temer explicó que si bien es necesario aguardar la decisión del Senado, también debe “estar preparado” para “asumir al día siguiente”, si la Cámara alta se inclina por procesar a la mandataria.