Mundo

Teherán tiene derecho a la energía nuclear y eso es innegociable: Rohani

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 02 octubre 2013 11:55

   [El mandatario expuso ante el Parlamento que las diferencias con EU tomarán tiempo/Reuters] 


 
Notimex

El presidente iraní Hassan Rohan reiteró hoy su disposición a resolver las diferencias entre Irán y Estados Unidos, aunque reconoció que éstas no se pueden resolver en una noche, pues Teherán tiene derecho a la energía nuclear y eso es innegociable.

"El derecho iraní a enriquecer uranio dentro del país no es negociable", sostuvo el presidente ante el Parlamento, reportó la agencia estatal de noticias IRNA.

Rohani garantizó que Teherán no tiene nada que esconder con respecto a la cuestión nuclear y que por ello ha abierto las puertas de sus instalaciones atómicas a los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) para que verifiquen sus actividades.

El mandatario expuso su reciente visita a Nueva York, misma que selló con una conversación telefónica con su homólogo estadunidense Barack Obama, a quien describió "una atmósfera muy oscura" entre ambos países en los últimos 35 años.

Refirió que la conversación se centró principalmente en la cuestión nuclear y que ambos coincidieron en que los problemas no se pueden resolver rápidamente, pero que el asunto nuclear debe ser resuelto dentro de un corto periodo de tiempo.

Esa conversación, sostenida el pasado viernes, fue la primera comunicación directa entre los presidentes de Irán y de Estados Unidos desde la Revolución Islámica iraní de 1979.

Rohani, quien participó en la 68 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, aseguró que para resolver las diferencias se requiere adoptar medidas tendientes al levantamiento de las sanciones ilegales impuestas contra la república islámica.

Refirió que la primera medida ya fue adoptada en una reunión celebrada en el marco de la Asamblea General entre Irán y Francia, Rusia, China, Alemania, Estados Unidos y Reino Unido, la mayoría de los cuales reconoció el derecho de Irán a la energía nuclear pacífica.

Estados Unidos, Israel y algunos de sus aliados acusan a Irán de perseguir objetivos no civiles en su programa nuclear, señalamientos que Teherán ha negado de manera categórica.

Después del discurso de Rohani, los parlamentarios iraníes expresaron su amplio apoyo a las iniciativas del presidente moderado, ya que estiman ayudarán al país a salir del aislamiento diplomático internacional.