Mundo

Ted Cruz se lleva Wyoming

Ted Cruz, aspirante a la nominación republicana a la presidencia de EU, se llevó los 14 delegados disponibles de Wyoming, lo que redujo la brecha que lo separa de Donald Trump.
Reuters
16 abril 2016 17:49 Última actualización 16 abril 2016 17:50
Etiquetas
ted cruz

(Bloomberg)

El aspirante a la nominación republicana para la elección presidencial en Estados Unidos Ted Cruz logró los 14 delegados en juego el sábado en Wyoming, reduciendo la brecha que le separa de su rival Donald Trump.

Cruz está intentando evitar que Trump logre los mil 237 delegados necesarios para asegurar la nominación republicana en la convención de julio en Cleveland. Al encadenar pequeñas victorias, Cruz está ganando terreno al magnate inmobiliario neoyorquino, que no ha sido capaz hasta el momento de centrar su atención en el tipo de campaña a nivel local necesaria para ganar estos delegados.

Trump ha sido muy crítico con el proceso, al que calificó nuevamente el sábado como "amañado" durante un mitin en Siracusa, Nueva York. El multimillonario se ha quejado en repetidas ocasiones de Colorado, que entregó sus 34 delegados a Cruz a pesar de no celebrar una votación popular.


Trump aseguró que sus seguidores están cada vez más molestos con estados como Wyoming y Colorado.

"Se están volviendo locos ahí fuera, están enfadados", dijo en Siracusa. "Los jefes se llevaron sus votos y yo no iba a enviar allí grandes equipos de gente hace tres o cuatro meses".

Aunque Trump ha ganado 21 contiendas estatales y Cruz 10, el magnate aventaja al senador por Texas por solo 196 delegados (755-559). Esto significa que debe ganar casi el 60 por ciento de los restantes antes de la convención de julio.

Wyoming no celebra primarias. En su lugar, 475 activistas del partido se reunieron el sábado en Casper para celebrar una convención estatal y adjudicar sus 14 delegados. Previamente, otros 12 delegados fueron designados en convenciones a nivel de condados. Cruz ganó 10 de estos, uno fue para Trump y otro fue elegido "sin ataduras".

Cruz habló en la convención, poniendo el broche final a un largo esfuerzo para organizar su apoyo en el estado. Trump había planeado en un principio enviar en su nombre a la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin, que sigue siendo popular entre los conservadores, pero canceló su visita en el último momento.