Mundo

Suspenden vuelos entre Rusia y Ucrania 

Después de que negociaciones para la suspensión de restricciones a los vuelos entre Ucrania y Rusia fallaran, se informó que desde el primer minuto del domingo las conexiones aéreas entre estos dos países quedarán suspendidas.
Notimex
24 octubre 2015 13:56 Última actualización 24 octubre 2015 13:56
Copa Airlines, avión

Copa Airlines (Cortesía Copa Airlines)

Las conexiones aéreas directas entre Rusia y Ucrania quedarán canceladas a partir de esta medianoche, luego de fracasar las negociaciones para la supresión recíproca de las restricciones a los vuelos entre ambos países.

Las autoridades de aviación rusas y ucranianas conversaron sobre los servicios de transporte aéreo sin alcanzar acuerdos, y dieron por concluidas las negociaciones que mantenían en la ciudad de Bruselas.

El ministro de Transporte de Rusia, Maxim Sokolov, había instado a las autoridades de los dos países a no interrumpir las conexiones aéreas e intentar llegar a acuerdos para mantener los vuelos directos.

Sin embargo, el ministro de Infraestructura de Ucrania, Andrei Pivovarsky, informó que los vuelos cesarán a partir del primer minuto del domingo, de acuerdo con despachos de la agencia informativa rusa TASS.

La suspensión de los vuelos, a la que se oponía Moscú, son parte de las nuevas sanciones impuestas por el gobierno del presidente ucraniano Petro Poroshenko a la Federación Rusa por su intervención en el conflicto en el este del país.

Kiev acusa a Moscú de apoyar a los rebeldes prorrusos en el este del territorio ucraniano y de haberse anexado la región de Crimea.

Rusia acusa a Ucrania de “meterle el pie” con la medida, ya que la mayoría de los pasajeros son ucranianos itinerantes que van a trabajar al territorio ruso, a visitar familiares o en tránsito.

La supresión de vuelos afectará hasta 70 mil pasajeros al mes y según el ministerio ruso de Transporte causará pérdidas financieras para los dos países por alrededor de 110 millones de dólares por año.

La prohibición ya está enfureciendo a pasajeros rusos y ucranianos, quienes a partir de mañana domingo se verán obligados a tomar más tiempo para llegar a su destino, a ir por rutas más caras a través de terceros países o bien, prepararse para un viaje en tren de 13 horas.