Mundo

Suman 274 los muertos en mina de Turquía

El ministro de Energía Taner Yildiz dijo que 787 personas estaban dentro de la mina de carbón en el momento de la explosión del martes: 274 habían muerto, 363 han sido rescatadas y muchas de están heridas.
Reuters
14 mayo 2014 22:22 Última actualización 14 mayo 2014 22:22
Etiquetas
Yildiz indicó que los rescatistas estaban bombeando aire al interior de la mina y que estaban llegando al área equipos de rescate de regiones vecinas. (AP)

Yildiz indicó que los rescatistas estaban bombeando aire al interior de la mina y que estaban llegando al área equipos de rescate de regiones vecinas. (AP)

SOMA. Las esperanzas de encontrar más sobrevivientes en una mina de carbón del oeste de Turquía se desvanecían el miércoles, tras una explosión que dejó 274 muertos y unos 120 trabajadores atrapados en el que ha sido probablemente el peor desastre industrial en el país.

La ira por lo ocurrido en la mina en Soma, a unos 480 kilómetros al sudoeste de Estambul, se centró en el primer ministro Tayyip Erdogan y se extendió por todo el país, que ha tenido una década de rápido crecimiento económico pero tiene una de las peores estadísticas de seguridad.

"Este país de 77 millones de personas está experimentando un gran dolor", dijo Erdogan en rueda de prensa tras visitar el lugar, en el que dio las cifras de muertos y desaparecidos.

Pero pareció ponerse a la defensiva al ser consultado sobre si se habían tomado suficientes precauciones. "Explosiones como esta ocurren todo el tiempo en las minas. No es que esto no pase en otras partes del mundo", destacó el funcionario antes de enumerar una serie de accidentes mineros desde 1862.

Residentes enojados rompieron vidrios en las oficinas del gobierno local en Soma, y un grupo pidió la renuncia de Erdogan. Algunos abuchearon al primer ministro mientras caminaba por la zona y un grupo de manifestantes pateó el auto del primer ministro cuando dejaba la ciudad.

La oposición culpó al Gobierno de Erdogan de ignorar las repetidas advertencias sobre la seguridad en las minas del país.

En Estambul, la policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a miles de manifestantes. La fuerza también chocó contra un grupo de personas que protestaba en Ankara.

La explosión, que desató luego un incendio, ocurrió poco después de las 15:00 hora local (1200 GMT) del martes.

Tras una noche de trabajos, rescatistas inyectaron oxígeno en la mina para tratar de mantener con vida a los hombres atrapados, mientras miles de familiares y colegas de trabajo se reunían afuera del hospital de la ciudad.

La explosión ocurrió durante un cambio de turno, lo que generó incertidumbre sobre la cantidad exacta de mineros atrapados. El ministro de Energía, Taner Yildiz, dijo que los muertos sumaban 274. Antes había informado que 787 trabajadores estaban en la mina en ese momento.

Soma Komur Isletmeleri, operador de la mina, dijo que se había rescatado a 450 mineros.

Turquía declaró tres días de duelo nacional. El presidente Abdullah Gul canceló un viaje a China programado para el jueves para ir a Soma.

ESPERAR UN MILAGRO

Los reportes iniciales sugirieron que una falla eléctrica causó el incendio, pero Mehmet Torun, ex jefe de la Cámara de Ingenieros en Minas que estaba en el lugar, dijo que un filón de carbón abandonado se había recalentando, expulsando monóxido de carbono a través de los túneles y galerías de la mina.

"Están ventilando los pozos, pero el monóxido de carbono mata en tres o cinco minutos", dijo a Reuters por teléfono. "Salvo que tengamos un milagro, no deberíamos esperar que nadie salga vivo", agregó.

El desastre dejó en evidencia los malos antecedentes de Turquía en seguridad laboral y alentó nuevos llamados de la oposición para que se realice una investigación sobre la reducción de los estándares de seguridad en minas antes controladas por el Estado.

La Organización Internacional del Trabajo había calificado al país candidato a integrar la Unión Europea como la tercera peor nación del mundo para los trabajadores en su ranking 2012.

Yildiz dijo que el incendio continuaba bajo tierra, afectando la operación de rescate. "Debo decir que nuestras esperanzas están disminuyendo en términos de los esfuerzos de rescate", agregó.

Equipos de psiquiatras estaban tratando de ayudar a los familiares de las víctimas. La policía paramilitar custodiaba la entrada a la mina para mantener a los afligidos parientes a una distancia prudente del operativo de rescate.

Todas las notas MUNDO
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París
Mugabe se reúne con comandante del Ejército; buscan solución
Estados Unidos pide a ciudades cumplir con normas migratorias
Twitter modifica proceso de verificación de cuentas
Atacante suicida mata a 14 en un acto político en Kabul, Afganistán