Suman 18 muertos por fuerte sismo en el norte de Japón
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Suman 18 muertos por fuerte sismo en el norte de Japón

COMPARTIR

···

Suman 18 muertos por fuerte sismo en el norte de Japón

En la localidad de Atsuma aún hay 12 personas desaparecidas; ahí hubo deslaves que enterraron casas.

07/09/2018
Rescatistas buscan a personas reportadas como desaparecidas.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

ATSUMA.- Las autoridades elevaron este viernes a 18 el número de fallecidos en un potente sismo que remeció Hokkaido, la principal isla del extremo norte de Japón. En una pequeña localidad, 12 personas seguían desaparecidas luego de que toda la ladera de una montaña colapsó sobre sus viviendas.

La región recuperaba lentamente los transportes y la electricidad, y casi la mitad de las casas de la isla tenían luz un día después de apagones generalizados en toda la zona.

Las autoridades dijeron que la situación podría volver a la normalidad durante el fin de semana, aunque las reparaciones en la principal planta eléctrica de Hokkaido podrían demorarse hasta una semana.

Los rescatistas utilizaban perros rastreadores, topadoras y palas para retirar las toneladas de barro y los escombros depositadas por los deslaves provocados por un potente sismo de magnitud 6.7 que remeció la isla en la madrugada del jueves.

Tras más de un día excavando, no se reportó la aparición de sobrevivientes en las casas aplastadas a las afueras de la localidad de Atsuma, no muy lejos del epicentro del movimiento telúrico.

En el interior de Atsuma, una comunidad costera de alrededor de 4 mil 600 habitantes que se anuncia como un destino para surfear con un excelente estilo de vida, había pocos indicios de daños, pero a última hora del viernes seguían sin electricidad y las tiendas estaban cerradas.

"No hay suministros por lo que la tienda no puede funcionar. Es duro", señaló Yasuhiro Kurosaki mientras su esposa mecía a su hijo pequeño en el exterior del supermercado propiedad de su padre. En el establecimiento, que estaba a oscuras, los estantes estaban vacíos salvo por algunas bolsas de patatas fritas.

La mayoría de los residentes pedía comida, agua y refugio en la oficina local de servicios sociales.

En el interior de la isla, los campos de arroz sin cosechar se extendían junto a un amplio tramo de una ladera que se vino abajo arrojando tierra y madera sobre las casas levantadas al pie de la montaña.

De las 18 personas fallecidas o que se teme que puedan estarlo, 14 eran de Atsuma.

En la capital de la isla, Sapporo, la mayor parte de la ciudad de 1.9 millones de habitantes tenía luz y agua. El tren bala reanudó sus trayectos y el aeropuerto de Chitose volvió a funcionar.

Aunque el número de víctimas mortales fue relativamente bajo en la ciudad, en algunas zonas los daños fueron graves, con casas destrozadas y carreteras derruidas o hundidas. Un deslave dejó varios autos semienterrados, y el piso cedió provocando socavones de más de un metro en algunas zonas.

Según el ministro de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, se tardará al menos una semana en devolver la electricidad a todas las comunidades afectadas por los daños registrados en la de energía térmica de Tomato-Atsuma, de la que sale la mitad de la electricidad de Hokkaido.