Mundo

Suecia denuncia aviones rusos sobre el Báltico

Los aviones rusos fueron detectados en espacio aéreo internacional; Dos de ellos eran bombarderos Tu-22M3 de gran alcance con capacidad nuclear y dos cazas Su-27. Los bombarderos que tenían desconectados su transpondedores, necesarios para su identificación por el radar.
AP
24 marzo 2015 8:7 Última actualización 24 marzo 2015 8:7
El avión de combate F-35 tiene otro problema

El jet de combate F-35, de Lockheed Martin, ha tenido un montón de problemas desde su primer vuelo en 2006. Ahora, como los aviones comienzan a llegar a las bases de la Fuerza Aérea en todo el país, otro tema ha salido a la luz: El motor del F-35 se puede apagar cuando su combustible se pone demasiado caliente mientras lleva a cabo sus funciones como refrigerante.

ESTOCOLMO. Las fuerzas armadas suecas denunciaron la presencia de cuatro aviones militares rusos en la región del mar Báltico, entre ellos dos bombarderos que tenían desconectados su transpondedores, necesarios para su identificación por el radar.

Los aviones rusos fueron detectados en espacio aéreo internacional. Dos de ellos eran bombarderos Tu-22M3 de gran alcance con capacidad nuclear y dos cazas Su-27, de acuerdo con las fuerzas armadas suecas.

La ministra de Exteriores de Suecia, Margot Wallstrom, consideró "inaceptable" que aviones rusos volaran con los transpondedores apagados y dijo que eso viola las reglas de aviación internacional.

"Esto ha sucedido en varias ocasiones y es una especie de reto", dijo Wallstrom. "Estamos cansados de protestar contra este quebrantamiento de las reglas".

Suecia no denuncia una mayor amenaza en su contra, pero dice que ha registrado un "incremento de la actividad" en la región. Suecia y la OTAN denunciaron varias violaciones del espacio aéreo por aviones rusos el año pasado.

Aviones militares finlandeses y suecos junto con cazas estadounidenses se están entrenando sobre el mar mientras las fuerzas estadounidenses y de la OTAN realizan ejercicios militares en los países del Báltico.

Las fuerzas armadas suecas dicen que la amenaza contra su país no ha aumentado pero sí indicaron que han registrado "aumento en la actividad" en la región.