Mundo

Sudáfrica abandonará CPI por incompatibilidad con leyes de inmunidad

El ministro de Justicia sudafricano dijo que el gobierno promoverá un proyecto de ley que revoque la adopción del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, con el fin de preservar la capacidad de Sudáfrica para manejar sus relaciones diplomáticas.
Reuters
21 octubre 2016 7:7 Última actualización 21 octubre 2016 9:19
 [Objetos relacionados con la figura del fallecido Nelson Mandela se han agotado en los locales comerciales de Sudáfrica. / Reuters]  

[Reuters] La CPI podría determinar violaciones cometidas por Israel en territorio palestino.

PRETORIA.- Sudáfrica dijo que se retirará de la Corte Penal Internacional (CPI) porque sus principios son incompatibles con las leyes que dan inmunidad diplomática, una decisión que afecta aún más a la cuestionada Corte y que enfureció a la oposición política interna.

Pretoria anunció el año pasado que planeaba abandonar la CPI después de que el país fuese criticado por ignorar una orden de arresto emitida por el Tribunal Internacional para el presidente de Sudán, Hassan al-Bashir, acusado de genocidio y crímenes de guerra, cuando visitó Sudáfrica. Bashir negó tales acusaciones.

La CPI no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios, pero el anuncio presionó nuevamente a la primera corte permanente de crímenes de guerra en el mundo, la cual ha estado enfrentando alegados de persecución a una agenda neocolonial en África, donde están basadas todas -menos una- sus 10 investigaciones.

Burundi ha dicho que también planea abandonar la CPI y el Parlamento de Kenia está considerando hacer lo mismo.

El ministro de Justicia sudafricano, Michael Masutha, dijo a periodistas en Pretoria que el gobierno promoverá un proyecto de ley que revoque la adopción de Sudáfrica del Estatuto de Roma de la CPI con el fin de preservar su capacidad para manejar las activas relaciones diplomáticas.

"La Ley de Implementación del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, de 2002, entra en conflicto y es incompatible con las provisiones de la Ley de Inmunidades y Privilegios Diplomáticos, de 2001", dijo Masutha en una rueda de prensa en la capital sudafricana.

Aunque afirmó que el gobierno se mantiene comprometido con la lucha contra la impunidad.