Mundo

Suma 287 muertos 'Matthew' en el Caribe

El paso del huracán 'Matthew' por el Caribe ha dejado hasta el momento 287 víctimas mortales, de las cuales 283 se han ubicado en Haití, en donde autoridades reportaron que varias decenas murieron en una localidad costera
Reuters
06 octubre 2016 19:14 Última actualización 06 octubre 2016 20:39
matthew

Matthew ha dejado hasta el momento 265 muertos tras su paso por el Caribe. (AP)

La cifra de muertos en Haití aumentó el jueves conforme el personal de rescate comenzó a ingresar a las zonas remotas que quedaron aisladas tras el impacto del huracán Matthew en la península suroeste del país, la primera tormenta de categoría 4 que azota esa nación caribeña en más de medio siglo.

Los cuerpos comenzaron a aparecer a medida que descendían los niveles del agua en algunas áreas, dos días después de que los vientos de 235 kilómetros por hora (145 mph) derrumbaron los muros de concreto, derribaron palmeras y desprendió los techos de las casas, obligando a miles de haitianos a huir.

Emmanuel Pierre, el coordinador del Ministerio del Interior de Haití en el área más afectada por Matthew, dijo que hay una cifra confirmada de 283 muertos en la región suroeste del país. La cifra total de muertos no es clara aún.

Poco antes, las oficinas centrales de la Agencia de Protección Civil informaron que tenían una cifra confirmada de muertos en todo el país de 122.





Entre los muertos en Haití se incluye a una mujer y su hija de 6 años de edad, que desesperadamente abandonaron su frágil vivienda para dirigirse a una iglesia cercana en busca de refugio, mientras Matthew azotaba la mañana del martes, dijo Ernst Ais, alcalde de la localidad de Cavaillon.

"El viento se las llevó camino a la iglesia", dijo Ais. Al menos 12 personas murieron en su localidad, y Ais dijo que preveía que esa cifra aumentara.

Las autoridades se mostraron particularmente preocupadas respecto al departamento de Grand-Anse en la punta norte de la península, en donde se reportaron 38 muertes hasta el momento, la mayor cifra en el país.

"Hay devastación en todos lados", dijo Pilus Enor, alcalde del pueblo de Camp Perrin. "Todas las casas perdieron el techo. Todos los cultivos quedaron destruidos. Es la primera vez que vemos algo así".

La población enfrentó una crisis alimenticia inmediata en Jeremie, la ciudad más grande de Grand-Anse, comentó Maarten Boute, presidente de la empresa de telecomunicaciones Digicel Haití, quien llegó al lugar en helicóptero.

En el puerto cercano de Les Cayes, muchas personas salieron en busca de agua limpia, mientras arrastraban sus colchones y otros bienes que pudieron rescatar. "Nada va bien", dijo Jardine Laguerre, un maestro. "El agua se llevó el poco dinero que teníamos. Tenemos hambre".

Las autoridades y los trabajadores de emergencias apenas comienzan a ver un panorama claro de lo que temen sea el mayor desastre que haya registrado el país en años.