Mundo

Sube a 265 el número de muertos tras fallido golpe de Estado en Turquía

El número incluye a 161 personas que eran en su mayoría civiles y oficiales de la policía, y 104 partidarios del golpe, dijo un funcionario turco, luego que efectivos leales al Gobierno sofocaron el alzamiento de una facción de las fuerzas armadas que involucró el uso de tanques y helicópteros para tomar el poder.
Reuters
16 julio 2016 16:42 Última actualización 16 julio 2016 19:47
Turquía, golpe de estado

(Reuters)

ESTAMBUL.- La cifra de muertos tras un fallido golpe militar en Turquía subió a 265 personas, dijo este sábado un funcionario turco, luego que efectivos leales al gobierno sofocaron el alzamiento de una facción de las fuerzas armadas que involucró el uso de tanques y helicópteros para tomar el poder.

El número incluye a 161 personas que eran en su mayoría civiles y oficiales de la policía, y 104 partidarios del golpe, dijo el funcionario.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó a los golpistas de tratar de asesinarlo y lanzó una purga de las fuerzas armadas, que hacía 30 años que no usaban la fuerza para llevar a cabo un golpe de Estado exitoso.

Al prometer una retribución rápida, Erdogan, quien arribó al aeropuerto internacional de Estambul a las 6:30 horas, tiempo local, acusó a los seguidores del clérigo musulmán Fethullah Gulen de organizar el intento de golpe.

"Pagarán un alto precio por su traición", dijo el mandatario.

Gulen, otrora aliado de Erdogan, se encuentra en un exilio autoimpuesto en Estado Unidos; un grupo de seguidores del clérigo condenó el intento de golpe en una declaración escrita.

En un momento del levantamiento, un ministro dijo que algunos comandantes militares habían sido tomados como rehenes por los golpistas. Este sábado aún había focos rebeldes aislados, pero el Gobierno dijo que la situación estaba bajo control.

Las autoridades de Turquía arrestaron el sábado a 2 mil 839 sospechosos de participar en un fallido golpe de Estado y ordenaron detener a miles de magistrados, luego de sofocar un alzamiento de rebeldes que utilizaron tanques y helicópteros militares para tratar de derrocar al presidente Tayyip Erdogan.

La agencia de noticias Anadolu informó que entre los arrestados estaba un comandante del Ejército que figuraba entre los oficiales militares de más alto rango de Turquía.

Además, se reanudaron los vuelos hacia el aeropuerto internacional de Estambul, que se mantuvo cerrado durante casi 24 horas debido al fallido golpe de estado.

Hacia la tarde del sábado, la mayoría de las aerolíneas nacionales volaban hacia Estambul, pero otras compañías prefirieron esperar un día más para poner a prueba la precaria situación de seguridad.

La noche del sábado, tiempo de México, el generalmente agetreado aeropuerto estuvo en calma con algunos viajantes varados sentados en el suelo de la terminal casi vacía.

Un eventual derrocamiento de Erdogan, que ha gobernado Turquía desde el 2003, habría constituido otro evento trascendental para Oriente Medio, cinco años después de las revueltas de la Primavera Árabe que hundieron a la vecina Siria en el caos de la guerra civil.

Aún así, el golpe de Estado fallido podría desestabilizar al país miembro de la OTAN, que se encuentra entre la Unión Europea y el caos de Siria y ha sufrido atentados del Estado Islámico mientras libra otra guerra con los separatistas kurdos.

El presidente, que se encontraba de vacaciones en la costa sur occidental cuando empezó el alzamiento, viajó a Estambul la madrugada del sábado y apareció en televisión a su arribo en el aeropuerto de Ataturk. Dirigiéndose a miles de partidarios que ondeaban banderas, dijo que el Gobierno seguía en control del país, aunque aún se reportaban disturbios en Ankara.

Poco después de la noticia del intento de Golpe de Estado, un desafiante Erdogan instó al público a salir a las calles y plazas públicas en resistencia.

1
 

 

Turquía (Reuters)

Las mezquitas se hicieron eco de la llamada de Erdogan y la televisión local mostraron multitudes que se reúnen en Estambul, la ciudad más grande, y Ankara contra el golpe.

Horas después, la oficina de Erdogan dijo que los manifestantes debían quedarse donde están para defender al gobierno.

Los altos mandos de las fuerzas armadas y los principales partidos de la oposición de Turquía se unieron para rechazar el golpe y aliados de la OTAN de Turquía declararon su apoyo al gobierno electo.

Al romper el alba, unos 50 soldados rebeldes que habían estado bloqueando un puente sobre el Bósforo en Estambul, se mostró en la televisión dejando sus tanques y vehículos blindados de transporte con las manos levantadas.

1
 

 

Turquía, golpe de estado
: