Mundo

Soldados vigilan calles de Bruselas y edificios de UE tras cinco arrestos

Las cinco detenciones se dieron durante pesquisas en siete casas en las regiones de Bruselas y Lieja a primera hora de este lunes; el metro de Bruselas, los museos, locales comerciales y cines permanecerán cerrados, además de escuelas.
Reuters
23 noviembre 2015 9:46 Última actualización 23 noviembre 2015 10:11
Bruselas

Soldados redoblaron la vigilancia en Bruselas. (Reuters)

BRUSELAS. Soldados patrullaban las calles de Bruselas y la policía detuvo a otras cinco personas en el tercer día de un operativo de seguridad, mientras Bélgica buscaba a un militante islámico sospechoso que está prófugo desde los ataques en París.

Las autoridades siguen advirtiendo sobre posibles ataques inminentes como los ocurridos este mes en la capital francesa, en los que murieron 130 personas, y buscan a Salah Abdeslam, quien regresó a la ciudad desde París horas después de la masacre del 13 de noviembre.

La policía realizó 22 redadas el domingo por la noche, en las que 16 personas fueron detenidas, pero no encontró a Abdeslam, cuyo hermano se inmoló en París. Otras cinco fueron arrestadas durante pesquisas en siete casas en las regiones de Bruselas y Lieja a primera hora de este lunes.

La fuerza no dio detalles de los detenidos. No se encontraron armas, pero los fiscales se incautaron de 26 mil euros en efectivo hallados en un único lugar.

El metro de Bruselas, los museos, muchos locales comerciales y salas de cine permanecerán cerrados en la usualmente animada capital de la Unión Europea, donde muchas personas optaron por trabajar desde sus hogares. Tampoco había universidades ni escuelas para casi 300 mil estudiantes.

La OTAN, que elevó su nivel de alerta desde los ataques en París, dijo que sus oficinas centrales en la ciudad están abiertas, aunque pidió a parte de sus mil empleados que trabajen desde sus casas y canceló las visitas externas.

1
   

   

Bruselas

Las instituciones de la UE, que emplean a unas 21 mil personas en Bruselas, también estaban abiertas, con soldados patrullando en el exterior.

El primer ministro, Charles Michel, dijo que la ciudad de 1.2 millones de habitantes seguirá en su máximo nivel de alerta por amenazas de seguridad, en nivel cuatro, que significa que la amenaza de un ataque es "seria e inminente".

"Lo que tememos es un ataque similar al de París, con varios individuos que podrían lanzar varios atentados simultáneamente y en varias localidades", dijo Michel en una rueda de prensa.