Mundo

Estado Islámico va más allá de cualquier cosa que hayamos visto: EU

Líderes militares, entre ellos Chuck Hagel, secretario de Defensa y Martin Dempsey, general del Estado Mayor Conjunto, coincidieron que la sofisticación y la capacidad de financiamiento convierten al Estado Islámico en una amenaza directa para EU.
Reuters
21 agosto 2014 21:42 Última actualización 21 agosto 2014 22:16
Chuck Hagel calificó al Estado Islámico como una amenaza inminente. (Reuters)

Chuck Hagel calificó al Estado Islámico como una amenaza inminente. (Reuters)

WASHINGTON.- La sofisticación, los recursos y el poder militar de los militantes de la organización Estado Islámico constituyen una amenaza importante para Estados Unidos y hasta podría superar la de al Qaeda, dijeron el jueves líderes militares del país norteamericano.

"Son una amenaza inminente para todos nuestros intereses, ya sea en Irak o en cualquier otra parte", dijo a periodistas en el Pentágono el secretario de Defensa, Chuck Hagel, acerca del grupo militante que ha tomado un tercio de Irak y publicó esta semana un video que muestra a uno de sus combatientes decapitando a un rehén estadounidense.

Cuando se le preguntó si el Estado Islámico implicaba para Estados Unidos una amenaza comparable a los ataques del 11 de septiembre del 2001, Hagel dijo que el grupo era "tan sofisticado y bien financiado como cualquier otro grupo que hayamos visto".

"Están más allá de ser solo un grupo terrorista. Conjugan ideología y sofisticación de (...) destreza militar. Están tremendamente bien financiados. Esto va más allá de cualquier cosa que hayamos visto", señaló.

El general Martin Dempsey, presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, dijo que el grupo podía constituir una amenaza directa para los países occidentales a través del regreso de europeos o ciudadanos estadounidenses a sus países de origen tras haber combatido en Siria o Irak.

En días pasados, la organización dio a conocer un video en el que muestra la decapitación del periodista James Foley como respuesta ante los ataques aéreos de Estados Unidos en Irak.