Mundo

Smog complica que Shanghái se convierta en centro financiero mundial

Shanghái aplicará multas más estrictas para combatir los niveles de smog, que podrían con desalentar al talento financiero extranjero de elegir la ciudad en lugar de Hong Kong o Singapur en momentos en que la ciudad está probando políticas de mercado libre con una zona de libre comercio.
Bloomberg
30 septiembre 2014 13:2 Última actualización 30 septiembre 2014 13:21
Contaminación en China

Contaminación en China. (Reuters)

Shanghái está tomando enérgicas medidas contra los contaminadores con la aplicación de multas más estrictas para combatir los peligrosos niveles de smog que entorpecen su proyecto de convertirse en un centro financiero mundial.

A partir de mañana, la ciudad quintuplicará la multa máxima por contaminación a 500 mil  yuanes (82 mil dólares). Los reincidentes, ya se trate de empresas o particulares, podrían tener que pagar más cargos.

Las multas buscan resolver el problema cada vez más agudo del deterioro de la calidad del aire en la segunda ciudad de China por número de habitantes.


La contaminación del aire atenta contra la calidad de vida y amenaza con desalentar al talento financiero extranjero de elegir la ciudad en lugar de Hong Kong o Singapur en momentos en que la ciudad está probando políticas de mercado libre con una zona de libre comercio.

“El talento financiero de alta gama en general tiene un trabajo de alta intensidad sumado a una mayor movilidad”, dijo por correo electrónico Li Zhiguo, profesor asociado de la Universidad Fudan de Shanghái. “Es más sensible a las cuestiones de la calidad del aire”.

En Shanghái, el nivel de PM2,5, las pequeñas partículas que constituyen el mayor peligro para la salud humana, promedió 62 microgramos por metro cúbico en 2013, casi el doble de la norma nacional de 35, declaró la Oficina de Protección Ambiental de Shanghái en su informe anual sobre medio ambiente. El nivel promedio de PM2,5 en los grandes centros financieros del mundo es de 20, dijo Li de la Universidad Fudan.

DATOS SOBRE LA CALIDAD DEL AIRE


En diciembre, Shanghái experimentó la contaminación más grave desde que el gobierno comenzó a llevar registros de la calidad del aire, con niveles de PM2,5 que llegaron a 602. Los vuelos de las aerolíneas se cancelaron y las personas debieron permanecer en sus hogares.

“Pekín solía ser más problemática en lo que hace a calidad del aire pero, en el último año, más candidatos nos manifiestan su preocupación por el tema también en Shanghái”, escribió en un correo electrónico Emma Wang, consultora de la empresa de gestión de talento Egon Zehnder International Inc. en Shanghái. “El problema de la calidad del aire causa cada vez mayor preocupación pero no al punto de que los candidatos tomen decisiones sobre su carrera profesional sobre la base de esto”.

Las nuevas normas, sancionadas por los legisladores en julio, prohíben quemar paja, hojas y plásticos en la ciudad. El gobierno también ordenará a los grandes contaminadores industriales que suspendan la producción cuando los niveles de smog sean altos.

China empezó a monitorear y publicar los datos de PM2.5 de 74 ciudades el año pasado y amplió el sistema a 190 ciudades este año, dijo Huang Wei, activista de clima y energía de Greenpeace en Pekín.

En los primeros seis meses de 2014, el nivel de PM25 cayó a 56.1 microgramos, aunque todavía supera la norma nacional, según Greenpeace.