Mundo

Siria mantiene título del país más peligroso para periodistas

01 febrero 2014 7:56 Última actualización 20 diciembre 2013 17:0

  [De acuerdo con el informe de la INSI las desapariciones en ese país van en aumento./Reuters] 


 
Reuters
 
GINEBRA.- Un total de 126 periodistas y otros empleados de medios en el mundo fallecieron ejerciendo su profesión este año y Siria fue el lugar más riesgoso para trabajar por segundo año consecutivo, dijo el viernes en un informe la agrupación International News Safety Institute.
La cifra supone 21 personas menos que el 2012, pero el INSI (por sus siglas en inglés) afirmó que la incidencia de secuestros y desapariciones va en aumento.
El instituto, que organiza cursos de seguridad para periodistas y realiza un seguimiento sobre los riesgos en lugares conflictivos, dijo que 19 de los fallecidos habían perdido la vida en Siria.
Además, se cree que al menos 18 periodistas extranjeros y 20 sirios están desaparecidos en el país después de haber sido detenidos o secuestrados allí, agregó.
El INSI, con sede en Londres pero cuyo informe fue presentado oficialmente en Ginebra, no especificó si se creía que los desaparecidos estaban retenidos por fuerzas del Gobierno sirio o por insurgentes islamistas, que se sabe son los responsables por al menos algunas de las muertes.
En general, el total de trabajadores de medios muertos en Siria bajó respecto a los 28 registrados en 2012, pero los secuestros de periodistas tanto locales como extranjeros aumentó, lo que llevó a muchos grupos de noticias internacionales a no enviar a más profesionales a cubrir el conflicto.
INSI, fundado en el 2003 por importantes medios internacionales, agencias y organismos profesionales como la Federación de Periodistas con sede en Bruselas, dijo que Filipinas e India fueron las naciones más peligrosas para los medios después de Siria, con 13 fallecidos en cada una.
En Filipinas, nueve fueron asesinados por desconocidos y otros cuatro murieron mientras cubrían el reciente desastre del tifón que asoló el país.
En India, según el informe de INSI, siete periodistas fueron asesinados pero ninguno de los casos fue examinado a fondo. Dos perdieron la vida mientras cubrían actos violentos y otros cuatro en accidentes mientras trabajaban.
En Irak murieron 11 periodistas, 10 de ellos asesinados por grupos armados y siete de ellos en la ciudad de Mosul, al norte del país. En Pakistán, donde los ataques con bombas y los asesinatos selectivos son habituales, nueve perdieron la vida, indicó el INSI.