Mundo

Sindicatos, amenaza para la reforma migratoria

12 febrero 2014 4:33 Última actualización 23 mayo 2013 9:32

[Reuters / Archivo] La Casa Blanca y la SRE dan su respaldo al avance legislativo. 


 
Agencias
 
Dos sindicatos de empleados del Departamento de Seguridad de la Patria (DHS) representan una amenaza real a la aprobación de la reforma migratoria en Estados Unidos, debido a que ellos aplicarán las nuevas normas, reveló The New York Times.
 
En referencia al Departamento de Seguridad de la Patria, el diario destacó que "líderes de 2 de sus sindicatos se han unido a los opositores de línea dura de la reforma para tratar de matar la iniciativa, mostrando una inflexible hostilidad a sus metas".
 
Precisó que éstas son malas noticias, dado que "estos sindicatos serán los encargados de hacer que funcione en el mundo real la reforma migratoria".
 
Los sindicatos son el Consejo Nacional de Inmigración y de Aduanas y el Consejo Nacional de Ciudadanía y Servicios para Inmigrantes, que reúnen a unos 21,000 miembros en todo el país.
 
El rotativo criticó que ambos usarán "mentiras" y "miedo" para manifestar su oposición y que en una carta al Congreso subrayarán su oposición al emplear "ominosas palabras" como "pandillas" o "contrabando".
 
De su lado, Human Rights Watch (HRW) criticó en un informe las costosas políticas del gobierno de la Unión Americana que penalizan los asuntos migratorios y dividen a las familias.
 
"Washington está convirtiendo a los inmigrantes en delincuentes al enjuiciar a muchos de ellos en vez de simplemente deportarlos", destacó la investigadora sobre EU de HRW y autora del informe, Grace Meng.
 
Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, felicitó al Comité Judicial del Senado por la aprobación ayer de la iniciativa de ley de reforma migratoria, y exhortó al pleno a tramitarla "a la mayor brevedad posible".
 
Mediante un comunicado, el mandatario señaló que "ninguno de los miembros del Comité consiguió todo lo que quería, ni yo tampoco, pero finalmente todos tenemos la obligación hacia el pueblo estadounidense de lograr el mejor resultado posible al llegar a la meta".
 
De su lado, el gobierno de México hizo un reconocimiento a la aprobación del proyecto de reforma migratoria, informó la cancillería mexicana.
 
"Este avance muestra una vez más el equilibrio bipartidista de la iniciativa y retoma diversas aportaciones de la sociedad civil estadounidense", señaló la víspera la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.