Brasil se irá a segunda vuelta presidencial con Bolsonaro como favorito
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brasil se irá a segunda vuelta presidencial con Bolsonaro como favorito

COMPARTIR

···

Brasil se irá a segunda vuelta presidencial con Bolsonaro como favorito

El candidato de ultraderecha encabeza la carrera presidencial con 47% de los votos al registrar un 92% de las casillas contabilizadas.

Redacción
07/10/2018
Actualización 07/10/2018 - 19:43
El candidato presidencial de Brasil, Jair Bolsonaro.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El candidato presidencial de ultra derecha Jair Bolsonaro se encamina a definir la presidencia de Brasil en una segunda vuelta contra el exalcalde de Sao Paulo, el izquierdista Fernando Haddad, según sondeos de salida y resultados parciales que mostraban que ninguno ganó la mayoría de votos en los comicios del domingo.

Con el 92 por ciento de los votantes computados, Bolsonaro obtenía el 47 por ciento de los votos válidos, muy por encima del 27 por ciento de Haddad.

Gran parte del apoyo de Haddad se concentra en el noreste de Brasil, que a menudo es más lento para informar los resultados electorales.

Una encuesta de salida entre 30 mil votantes realizada por el instituto de estudios Ibope sugirió que Bolsonaro ganaría el domingo el 45 por ciento de los votos válidos, y Haddad se llevaría el 28 por ciento. La encuesta tiene un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales.

Bolsonaro, un excapitán del Ejército que elogia las dictaduras y promete una brutal represión contra el crimen y la corrupción, trepó en las encuestas de opinión en la última semana montado en una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder está en la cárcel.

Bolsonaro, de 63 años, ganó impulso luego de un ataque a puñaladas casi fatal en un mitin hace un mes que le impidió hacer campaña. El candidato había pedido apoyo a través de las redes sociales para ganar la mayoría de los votos y triunfar en las elecciones en primera ronda.

Haddad, exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo, se ha presentado en la contienda en representación del fundador del partido, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que está cumpliendo una condena por sobornos y lavado de dinero.

Los partidarios de Bolsonaro culpan al PT -que gobernó a Brasil durante 13 de los últimos 15 años- de uno de los mayores escándalos de corrupción del mundo, de la creciente delincuencia que ha llevado a Brasil a ser el país con mayor cantidad de asesinatos del mundo, y de políticas económicas imprudentes que contribuyeron a la peor recesión del país en una generación.

En la elección más polarizada desde el final del gobierno militar en 1985, Bolsonaro cuenta con el respaldado de un grupo de generales retirados que aboga públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción.

Bolsonaro es un excapitán del ejército y legislador con 27 años en el Congreso que ha cosechado su popularidad presentándose como un “salvador de la patria” frente a los políticos “corruptos” que llevaron a la mayor economía del continente a una debacle.

El rival más cercano de Bolsonaro es el candidato del PT Fernando Haddad, exalcalde de Sao Paulo y exministro de Educación. Sustituye al fundador del partido, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, actualmente en prisión por corrupción y lavado de dinero.

Muchos brasileños como Ruth Pereira Santos, de 65 años, recuerdan con nostalgia los años de rápido crecimiento que comandó Lula y donde se beneficiaron con sus programas que sacaron a muchos de la pobreza.

"¿Quién podía comprar un automóvil? Gracias a Dios, hoy tengo un automóvil en mi garaje. Antes eso no era accesible", afirmó Santos, un cuidador de ancianos.

Dos encuestas publicadas la noche del sábado mostraron que Bolsonaro había aumentado su ventaja sobre Haddad en los últimos dos días, acaparando el 36 por ciento de las intenciones de voto frente al 22 por ciento de Haddad. Ambos estarían igualados en una posible segunda vuelta, que se celebraría el 28 de octubre si ningún candidato obtiene la mayoría absoluta el domingo.

La votación avanzaba sin mayores incidentes a inicios de la tarde. Muchos brasileños debieron esperar mucho tiempo para votar y una fila de más de 500 personas serpenteaba fuera de una mesa electoral en el barrio de Copacabana, en Río de Janeiro.

Un total de 147 millones de votantes elegirán al presidente, los 513 miembros de la cámara Baja del Congreso, dos tercios de los 81 miembros del Senado, además de gobernadores y legisladores en los 27 estados.

Casi dos tercios del electorado se concentran en el sur y sureste más poblados de Brasil, donde se encuentran sus ciudades más grandes, Sao Paulo y Río Janeiro, y donde Bolsonaro tiene una ventaja dominante. Una cuarta parte de los votantes se encuentra en el noreste menos desarrollado, tradicionalmente un bastión del PT.

Con información de Reuters y AP*