Mundo

Sigue prófugo atacante que mató a 9 personas en iglesia metodista de EU

Policías con perros buscaban al sospechoso en las calles, al que la policía describió como un hombre de 21 años de cabello rubio, tras un tiroteo dentro de la iglesia; según el jefe de la policía agregó que "no había motivos para creer" que el sospechoso no estuviera en el área de Charleston.
Reuters
18 junio 2015 8:50 Última actualización 18 junio 2015 8:50
Etiquetas
Charleston

La policía distribuyó imágenes del sospechos de matar a 9 personas dentro de una iglesia metodista. (Reuters)

CHARLESTON.  Un hombre blanco que mató a tiros a nueve personas durante un servicio religioso en una histórica iglesia metodista de Charleston, Carolina del Sur, a la que asistían comunidades afroamericanas, continuaba prófugo, dijo el jefe de la policía de la ciudad que describió el ataque como un "crimen de odio".

Policías con perros buscaban al sospechoso en las calles, al que la policía describió como un hombre de 21 años de cabello rubio, tras un tiroteo dentro de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel en el centro de Charleston el miércoles por la noche, dijo el jefe de la policía Gregory Mullen.

El pistolero es considerado extremadamente peligroso, agregó.

"Que llegue una mala persona y les dispare es inexplicable, obviamente el acto más intolerable e increíble posible", dijo a los periodistas el alcalde de Charleston, Joe Riley.


"La única razón para que alguien entre a una iglesia y le dispare a la gente rezando es por odio", añadió.

La iglesia en Charleston es una de las más grandes y antiguas congregaciones integradas por fieles negros en el sur de Estados Unidos, según su sitio en Internet.

El FBI, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y otras agencias se han unido a la investigación, según Mullen.

Ocho víctimas fueron encontradas muertas en la iglesia, dijo Mullen en una conferencia de prensa, y una novena persona murió tras ser llevada a un hospital. Otra persona resultó herida y estaba recibiendo tratamiento, agregó Mullen, indicando que había otros sobrevivientes.

Ninguna de las víctimas fue identificada de inmediato.

Sin embargo, el reverendo Al Sharpton, el líder de los derechos civiles con sede en Nueva York, dijo en un mensaje por Twitter que el reverendo Clementa Pinckney, pastor de la iglesia y miembro del Senado estatal, estaba entre los fallecidos.

El jueves por la mañana, Mullen divulgó fotos del sospechoso tomadas en la iglesia, así como de un automóvil sedán negro en el que lo vieron saliendo del lugar. El jefe de la policía agregó que "no había motivos para creer" que el sospechoso no estuviera en el área de Charleston.

El presidente la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color en Charleston, Dot Scott, dijo al diario local Post and Courier que una sobreviviente contó a los miembros de su familia que el pistolero primero se sentó entre los feligreses y luego se puso de pie y abrió fuego.

El atacante le dijo que la dejaría vivir para que le contara a otros lo que había pasado, según Scott.

Después del ataque, una amenaza de bomba se reportó cerca de la iglesia, dijo el portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Charleston, Eric Watson, y la policía ordenó a las personas que se habían reunido en la zona que retrocedieran.

Mullen dijo en la rueda de prensa que se había declarado el final de la alerta luego de que no se encontraron explosivos en el lugar.

El precandidato presidencial republicano y exgobernador de Florida Jeb Bush canceló una actividad que tenía programada en Charleston el jueves por la mañana.