Mundo

Si dejamos la paz a Uribe se irá al diablo, dice FARC

Hoy continuarán las negociaciones y podrían ajustar el pacto con la guerrilla. Reunión entre el exmandatario y Santos termina sin acuerdos concretos.
Agencias
05 octubre 2016 21:17 Última actualización 06 octubre 2016 5:0
Tras cinco.  Años de no verse las caras, Santos y Uribe se reunieron en el Palacio de Nariño por cuatro horas para buscar una salida a la paz. (Especial)

Tras cinco. Años de no verse las caras, Santos y Uribe se reunieron en el Palacio de Nariño por cuatro horas para buscar una salida a la paz. (Especial)

BOGOTÁ.- La guerrilla de las FARC advirtió ayer que el futuro de la paz en Colombia no puede dejarse en manos de los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, líderes opositores al acuerdo, mientras el presidente Juan Manuel Santos aseguró, tras reunirse con sus antecesores, que la paz “está cerca y se alcanzará”.

“Si dejamos la paz en manos de Uribe, al país se lo llevará el diablo. Si Uribe se bajó del bus de la Constituyente, chao, que le vaya bien. Es el camino para adecuar las instituciones a los retos de la paz”, afirmó en su cuenta de Twitter el jefe negociador de las FARC, Iván Márquez.

Tras de cinco años de no verse las caras, Santos recibió en el Palacio de Nariño a Uribe, quien tras el encuentro, de más de cuatro horas, declaró haberle dejado en claro a su antiguo ministro de Defensa, la necesidad de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cesen todos los delitos y que sus integrantes gocen de efectiva protección.

Le expresamos—dijo-- soluciones jurídicas y económicas vinculadas a la eliminación del narcotráfico, que sean inmediatas para los guerrilleros no acusados por delitos de lesa humanidad.

Uribe reiteró además que debe haber alivio judicial a los miembros de la Fuerzas Armadas y señaló que las preocupaciones sobre la “impunidad total”, la elegibilidad política de responsables de crímenes de guerra y el reclutamiento de menores, también fueron puestas en la mesa.

“Es mejor la paz para todos los colombianos que un acuerdo débil para la mitad de los ciudadanos”, dijo, y pidió claridad al gobierno sobre que los acuerdos no pueden asimilarse a un tratado internacional ni a un acuerdo especial “luego de haber sido rechazados por el pueblo” en el plebiscito del domingo pasado.

Además, anunció que los diálogos continuarán hoy entre los designados del gobierno y los promotores del No. “Manifestamos ajustes y proposiciones iniciales que deberán introducirse a los textos de La Habana para buscar un nuevo acuerdo de paz que vincule a la totalidad de los colombianos y el presidente expresó voluntad para lograrlo”, dijo.

En un menaje a la nación, tras el encuentro, Santos pidió a los millones de colombianos que votaron por el Sí “perseverar, perseverar, perseverar, pues la paz de Colombia está cerca y la vamos a alcanzar”. “Debemos todos unirnos como nación en aras del bien común”, dijo.

Además agradeció a la comunidad internacional por estar pendientes del proceso de paz. “Le agradezco a las Naciones Unidas que haya manifestado que continuarán con su presencia por un tiempo. Quiero agradecer a la comunidad internacional que ha expresado su voluntad de seguir apoyando a Colombia”, agregó.