Mundo

Si buscas invertir o trabajar en EU, estas son las visas que necesitas

Estas son las opciones de visas que necesitas tramitar si quieres invertir o trabajar en Estados Unidos, así como las ventajas y desventajas de cada una de ellas.
Redacción
20 abril 2016 19:12 Última actualización 24 abril 2016 9:19
visa de trabajo

Visa de trabajo (Especial)

Si quieres emigrar a Estados Unidos para abrir un negocio o trabajar, debes empezar por conocer qué tipo de visa necesitas.

Para ingresar al país vecino del norte existen casi tantas visas como letras en el abecedario, las que aplican para comerciantes o por inversión que  permiten vivir  en Estados Unidos son  la E1, E2, L1 y EB-5, de acuerdo con Epelboim.

Estos son los requisitos y beneficios de cada una:

E1
Solo está disponible para quienes puedan establecer un tratado comercial con Estados Unidos amparados por un tratado con el país de origen. Solo abarca 50 países, entre ellos México.

E2
Permite a los empresarios extranjeros y sus familias vivir y trabajar temporalmente en Estados Unidos, pero por tratarse de una visa de no inmigrante, debe ser renovada periódicamente y sujeta a revisión. No otorga tarjeta verde ni provee un camino directo para obtenerla, mucho menos para la ciudadanía estadounidense. Además, debe tratarse de una inversión a riesgo.

L1
El solicitante debe trabajar en una empresa que quiera establecer una oficina en los Estados Unidos y es trasladado como ejecutivo para desarrollar esa sucursal a través de un plan de negocios y crecimiento que debe cumplir a cabalidad para garantizar su renovación.

EB-5
Esta, más que una visa, es un programa que inició en 1990 el Congreso de Estados Unidos para fomentar la inversión extranjera y generar empleos. El programa permite a un inversionista extranjero y su familia inmediata obtener el estatus de residente mediante la inversión en una empresa comercial que genere al menos 10 empleos de tiempo completo para trabajadores estadounidenses dentro de un periodo de dos años.

Por su parte, las L-1 y E1/E2 son visas de no inmigrante con duración de uno a cinco años y, por lo tanto, no gozan de los mismos beneficios de contar con la residencia.

“La elección de las visas es un asunto muy particular al solicitante. Si el solicitante tiene una empresa en el país de origen y en los Estados Unidos, la visa L1 puede ser aceptable; si no hay empresas existentes pero el inversionista tiene no menos de 150 mil dólares para invertir en una empresa comercial y su país está entre los beneficiados, la E-2 puede ser útil; aquellos que no tengan antecedentes penales, y puedan invertir aproximadamente 500 mil dólares, pueden obtener una EB-5. La única que otorga residencia (green card) de forma rápida y sencilla es la EB-5, por su propia naturaleza”, detalla el abogado experto en visas comerciales, Larry Behar.

Lo más importante para el éxito en una visa EB-5, advierte Behar, es elegir cuidadosamente un tipo de proyecto seguro, con buena ubicación y respaldado por empresas de renombre y con confianza para invertir.