Shangai cierra mercado de aves tras nueva muerte por gripe aviar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Shangai cierra mercado de aves tras nueva muerte por gripe aviar

COMPARTIR

···
Mundo

Shangai cierra mercado de aves tras nueva muerte por gripe aviar

05/04/2013

 
Notimex
 
 
Hong Kong.- Las autoridades de la ciudad de Shanghai anunciaron hoy el cierre temporal de los mercados de aves, después de que el virus H7N9 de la gripe aviar provocara una nueva muerte en la metrópoli.
 
 
Además, un total de 20,500 aves de consumo humano fueron sacrificadas en Shanghai después de que se detectara el virus H7N9 en el mercado, informaron las autoridades.
 
 
"Se tomaron estas medidas con el objetivo de proteger la salud pública", dijo Xu Wei, portavoz de la municipalidad, en una conferencia de prensa.
 
 
Pekín ha prometido la máxima transparencia en la gestión del brote de gripe aviar, con el objetivo de tranquilizar a la comunidad internacional de que no se producirá la opacidad practicada durante la crisis del SARS en 2003.
 
 
La cuestión de las muertes vinculadas a enfermedades infecciosas o pandemias es un tema sensible en Asia, pero esepcialmente en China y Hong Kong, después de que en 2003 la opacidad y la ocultación de la magnitud del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) provocara la muerte de al menos 350 personas.
 
 
14 casos de infección y 6 muertes en China
 
 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el número de casos confirmados por laboratorio de personas contagiadas por el virus de influenza A(H7N9) se ha elevado a 14, incluyendo 6 muertes.
 
 
"Hasta ahora no sabemos cuál es el origen del brote de este virus", dijo a periodistas en Ginebra el portavoz de la OMS, Gregory Hartl.
 
 
"Tampoco se ha confirmado un "contagio sostenido" de ser humano a ser humano", agregó.
 
 
De los casos de A(H7N9) 6 se presentaron en Shanghai, 4 en Jiangsu, 3 en Zhejiang y 1 en Anhui.
 
 
De las 14 personas contagiadas 2 estuvieron en contacto con aves y 2 con cerdos, pero el origen del brote no necesariamente tiene que provenir directamente de los animales, también puede deberse a fuentes medioambientales tales como el polvo acumulado en las granjas aviares o porcinas y las áreas que rodean a los animales, explicó.
 
 
"Tenemos 14 casos en un área geográfica grande, no tenemos ninguna señal de ningún vínculo epidemiológico entre los casos confirmados y no tenemos ninguna señal de contagio sostenido de humano a humano", reiteró el portavoz.
 
 
Señaló que más de 400 personas que estuvieron en contacto cercano con los infectados están bajo un estricto monitoreo por parte de las autoridades de salud, y hasta ahora ninguno de ellos ha presentado síntomas de esta enfermedad.
 
 
Asimismo, Hartl confirmó que no se han presentado contagios en los hospitales y que las autoridades sanitarias chinas han gestionado bien el cuidado de los enfermos y han incrementado la vigilancia sobre casos gripales.
 
 
No se ha descartado ninguna fuente de origen de este virus, las autoridades están investigando todas las causas posibles, incluyendo el caso de los 20,000 cerdos que fueron arrojados en el río que surte de agua potable a Shanghai, "pero ninguno de los cerdos que se han estudiado estaba infectado con el virus", aseguró.
 
 
Por otra parte, el Ministerio de Agricultura de China informó que se detectó el virus de la gripe aviar H7N9 en muestras de palomas tomadas en un mercado del distrito Songjiang de Shanghai.
 
 
Después del análisis de la secuencia genética, el laboratorio nacional de referencia de gripe aviar concluyó que la cepa del virus H7N9 descubierto en las palomas tiene una alta similitud genética con los detectados en personas infectadas con el virus H7N9, pero estas son investigaciones preliminares.
 
 
Hartl explicó que además de establecer el posible origen del virus, ahora la prioridad es la vigilancia y la prevención.
 
 
Para crear una vacuna contra el virus AH7N9 se necesitarán de 6 a 9 meses a partir de esta fecha y por el momento se ha observado que el virus es susceptible a los inhibidores de la neuraminidasa (oseltamivir y zanamivir).
 
 
La OMS no recomienda restricciones de viaje ni de comercio con China.