Mundo

Separatistas catalanes lanzan nuevo intento de independencia

Este viernes se celebra el 'Día de Cataluña' por lo que los catalanes saldrán a las calles para refrendar su apoyo al movimiento independentista; también se definirá el futuro de la campaña por la secesión porque los resultados de la elección decidirán si la región sigue una "ruta de independencia" o pone pausa.
AP
10 septiembre 2015 9:33 Última actualización 10 septiembre 2015 9:55
Cataluña

Este 11 de septiembre, los catalanes celebrarán su día. (Reuters)

BARCELONA. Por cuarto año consecutivo miles de catalanes que están a favor de independizarse de España se preparan para manifestarse este viernes en un nuevo intento de convertirse en otro país europeo.

Una vez que el gobierno español rechazara los esfuerzos de los separatistas para organizar un referendo de independencia, los políticos catalanes se encaminan a las urnas para la elección parlamentaria del 27 de septiembre. Los candidatos se definen por sus posiciones a favor o en contra de la independencia de Cataluña, una región de 7.5 millones de personas cuyos habitantes están definidos por el fuerte orgullo por sus raíces y lengua.

El mitin masivo por la fiesta nacional de Cataluña, el 11 de septiembre, marca el inicio de la campaña de los separatistas, quienes aseguran que Cataluña es culturalmente distinta a España y que no recibe lo que contribuye al país con impuestos por lo que la independencia es la única salida. El más reciente esfuerzo se pone en marcha tras el rechazo del gobierno central a conceder más autonomía a la región.

La protesta también definirá el futuro de la campaña por la secesión porque los resultados de la elección definirán si la región sigue una "ruta de independencia" de 18 meses o pone pausa a sus aspiraciones. En Madrid, el gobierno ha anticipado que bloqueará todo tipo de proceso independentista.

Los partidos a favor de la independencia necesitan ganar al menos 68 escaños en el parlamento regional, compuesto por 135 bancas, para promover su iniciativa, y de acuerdo con las encuestas tienen posibilidad de lograr una mayoría mínima.

"Si hay un mensaje claro a favor del 'Sí' sería un mensaje muy poderoso de los catalanes quieren ir hacia un estado catalán", dijo el presidente de la región autonómica de Cataluña, Artur Mas, el promotor de la independencia de más alto rango.

Sin embargo, una derrota a los independentistas significaría un retroceso de años para un movimiento respaldado por generaciones de personas que sueñan con un estado catalán, que ha ganado impulso en años recientes a consecuencia de la mala situación económica de España.

Mas dice que la campaña representa un momento histórico de ahora o nunca porque si el "sí" no vence "el primer partido grande estará en Madrid esa noche. Y ese día (los opositores a la independencia) pueden decir que esta iniciativa no tiene futuro".

Pero la victoria de los independentistas podría ponerlos en ruta de choque con el gobierno y podría causar una oleada de fervor secesionista en Europa.

Aunque los independentistas dicen que una Cataluña independiente no necesariamente estaría excluida de la Unión Europea, autoridades sostienen lo contrario. El expresidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Barroso y el primer ministro británico David Cameron han dicho que regiones como Cataluña que se independicen de un estado integrante de la UE tendrían que solicitar su admisión.