Mundo

Sentencian a muerte a coautor de ataque en maratón de Boston

Dzhokhar Tsarnaev, implicado en los atentados con bombas durante el maratón de Boston que dejaron 3 muertos y cientos de heridos, fue condenado a pena de muerte por un jurado.
Bloomberg
15 mayo 2015 14:36 Última actualización 15 mayo 2015 14:49
Dzhokhar Tsarnaev, acusado de atentado terrorista durante el Maratón de Bonston en 2013.

Dzhokhar Tsarnaev, acusado de atentado terrorista durante el Maratón de Bonston en 2013. (AP)

El jurado que deliberó el destino de Dzhokhar Tsarnaev, quien ayudó a detonar dos bombas cerca de la meta del maratón de Boston en 2013, determinó este viernes que se le imponga la pena capital.

La decisión, tomada en la fase del juicio donde se examina el castigo que se aplicará a Tsarnaev, fue acordada al cabo de 14 horas de deliberaciones.

El ataque mató a tres personas y dejó cientos de heridos.

Aunque es predecible que habrá un largo proceso de apelación, la sentencia pone punto final a un juicio marcado por desgarradores testimonios de las víctimas y memorias de un feliz Tsarnaev de niño, que familiares decían haber conocido hace mucho tiempo.

La decisión fue anunciada en la corte federal de Boston por un jurado unánime de siete mujeres y cinco hombres. Tsarnaev había sido hallado culpable por las mismas personas en abril, después de un juicio en el que sus abogados admitieron su papel en el ataque.

Al final, la apuesta de la defensa de humanizar a Tsarnaev y culpar a su hermano mayor Tamerlan falló. El jurado consideró que una sentencia de por vida en la cárcel sin posibilidad de libertad condicional era demasiado leve para el inmigrante ruso que se convirtió en ciudadano estadounidense meses antes de realizar el peor ataque terrorista en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.

Si la sentencia es llevada a cabo, Tsarnaev será la cuarta persona a la que se aplique la pena capital desde que fue reinstalada en 1988. Seguiría al autor del ataque en Oklahoma, Timothy McVeigh, un traficante de drogas asesino y un hombre que mató a una soldado, todos ejecutados por inyección letal en una instalación federal en Indiana. 

Con información de AP