Mundo

Gobierno español planea convocar a elecciones en Cataluña en enero

El adelanto electoral en Cataluña es la vía que la mayoría de los observadores ven como más probable para aligerar las tensiones surgidas a raíz del referéndum de independencia del 1 de octubre.
Agencias
20 octubre 2017 6:14 Última actualización 20 octubre 2017 7:42
España, Cataluña

Cataluña. (Reuters)

MADRID.-  El Gobierno español aseguró el apoyo de la oposición del PSOE para disolver el parlamento de Cataluña y convocar a elecciones en la región en enero, en un esfuerzo por disipar las aspiraciones independentistas del Gobierno local.

El acuerdo entre el Gobierno del Partido Popular y la principal fuerza de la oposición para activar el artículo 155 de la Constitución, que implica injerir en la autonomía regional, incluiría una intervención "mínima" de las instituciones de Cataluña con el propósito de fijar esos comicios a principios de año.

"Sí, el secretario general (del PSOE) Pedro Sánchez tiene claro que esto es para llevar a Cataluña a unas elecciones", dijo Carmen Calvo, una de las líderes del partido, en una entrevista con TVE.

La exministra, integrante del equipo que ha negociado con el Gobierno español las medidas a adoptar para frenar las aspiraciones independentistas de la Generalitat, emplazó al presidente catalán a adelantarse y fijar él mismo elecciones.

"Hasta que el pleno del Senado vote las medidas, el presidente (catalán Carles) Puigdemont tiene opciones y debe aprovecharlas. Tiene en sus manos parar este problema", dijo Calvo.





El adelanto electoral en Cataluña, que es apoyado también por la formación Ciudadanos, es la vía que la mayoría de los observadores ven como más probable para aligerar las tensiones surgidas a raíz del referéndum de independencia del 1 de octubre y la posterior determinación del Gobierno local de declarar la secesión unilateral.

Sin embargo, dado que la aplicación del artículo 155 puede llevar unos días hasta que el Senado la apruebe, Puigdemont podría aprovechar la semana próxima para cumplir su amenaza de declarar unilateralmente la independencia y convocar de inmediato unas elecciones constituyentes.

El conflicto podría entrar entonces en una nueva fase de confusión al buscar el Gobierno catalán repetir la jugada de 2015, cuando celebró unos comicios regionales que defendió como "plebiscitarios" pese a que el Ejecutivo central y la oposición en bloque rechazaron ese carácter.

"Mi posición es clarísima, convocar elecciones ahora no es la mejor manera de avanzar", dijo el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, en una entrevista en Catalunya Radio.

PIDEN RETIRAR DINERO DE BANCOS QUE SALDRÁN DE CATALUÑA 

Entre tanto, independentistas catalanes hicieron una llamada a sus seguidores a que retirasen dinero en efectivo de las entidades financieras que han trasladado su sede oficial a otros lugares de España.

El grupo paraguas Crida Democracia pidió el jueves por la noche a los consumidores que presionaran a los bancos que trasladaron su sede social. Docenas de personas hacían fila este viernes en una sucursal de CaixaBank en el centro de Barcelona, y la mayoría retiraron 150 o 160 euros de los cajeros automáticos.

Las cifras eran las más cercanas a 155 que permitían las máquinas bancarias, una referencia al número del artículo en la Constitución española.

CaixaBank y Banco Sabadell, los bancos más grandes de Cataluña, son algunas de las casi mil instituciones financieras y empresas que han trasladado su dirección oficial fuera de la comunidad autónoma.

“Estos bancos son traidores”, dijo Oriol Mauri, de 35 años y propietario de un negocio de juegos infantiles en el centro de Barcelona. “Tienen que ver que somos muchos los que estamos enfadados”.

Mauri, que retiró 150 euros porque el cajero no le permitía sacar 155, dijo que no le preocupaba la marcha de empresas de Cataluña.

“No me preocupan las repercusiones económicas”, dijo Mauri. “Nuestro poder como consumidores es quizá la única forma de influir y de que se oiga nuestra voz en Europa”.

Ana Coll, farmacéutica de 55 años y que retiró 160 euros, dijo que las protestas pacíficas en la calle no han bastado para influir a los que toman las decisiones en España y Europa.

“Tenemos que aumentar nuestras acciones y hacer algo que duela de verdad, y eso es apuntando al dinero”, afirmó.

Sin embargo, no todo el mundo veía la iniciativa como acertada y productiva.

“Esto es como dispararse en el pie. No va a resolver nada”, dijo Óscar García, consultor de 42 años, que comparó la propuesta con “la pataleta de un niño que no consigue lo que quiere”.

Con información de Reuters y AP

 
   
Todas las notas MUNDO
Submarino argentino desaparecido habría sufrido una explosión
Oposición siria descarta rol para Assad en transición política
Eduardo Ferrer es el nuevo presidente de la CIDH
Objeto detectado por avión de EU no sería submarino argentino
Trump 'se echa porras' en Día de Acción de Gracias
Barcos y aviones buscan a tres marinos de EU tras accidente
Papa Francisco visitará tres países del Báltico en 2018
Mugabe recibe inmunidad y garantía de seguridad en Zimbabue
Se reúnen cancilleres de Cuba y Corea del Norte en La Habana
Desertor norcoreano despierta y pide escuchar 'K-pop'
Así se escuchaba John F. Kennedy a los 20 años
Facebook advertirá a quienes lean propaganda rusa
Conflicto armado sigue en Colombia pese a acuerdo de paz con FARC: Amnistía
Putin logra respaldo de Irán y Turquía para nueva iniciativa de paz en Siria
Ecuador llama atención a Assange por injerencia en Cataluña
Familias pierden esperanza de hallar a submarino argentino
Gobierno cubano incauta 4.5 toneladas de drogas en mares durante 2017
Levantan bloqueo de Yemen y permiten asistencia humanitaria
Toma fuerza culto a la personalidad de Xi Jinping en China
Mnangagwa será investido como presidente de Zimbabue
Video muestra cómo balean a soldado norcoreano
Corea del Norte critica su inclusión en lista de terrorismo
Haitianos lamentan decisión de Trump de enviarlos de vuelta a casa
Corte de la ONU condena a Mladic por genocidio en guerra de Bosnia
Se estrella avión militar de EU con 11 personas a bordo, cerca de Japón