Mundo

Segunda caja negra refuerza tesis de que caída de avión fue deliberada

Según los investigadores franceses, los datos de la grabadora muestran que el piloto en la cabina usó el piloto automático para poner al avión en descenso desde una altitud de 100 pies y luego lo modificó varias veces para aumentar la velocidad mientras el avión descendía.
Reuters
03 abril 2015 7:45 Última actualización 03 abril 2015 7:46
Caja negra Germanwings

Con los datos de la segunda caja negra podría corroborar la tesis de que el piloto estrelló deliberadamente al avión de Germanwings. (Reuters)

PARÍS. Los investigadores franceses dijeron que la información de la segunda caja negra del avión de Germanwings refuerza la tesis inicial de que el copiloto estrelló la aeronave deliberadamente.

Los datos de la grabadora encontrados parecen corroborar evidencia de una grabación de audio de la cabina recuperada de una primera caja negra hallada horas después del accidente del 24 de marzo.

"Una primera lectura muestra que el piloto en la cabina usó el piloto automático para poner al avión en descenso desde una altitud de 100 pies", dijo la oficina de investigación BEA en un comunicado.

"Luego, el piloto modificó varias veces el piloto automático para aumentar la velocidad mientras el avión descendía", añadió.

Lo fiscales habían dicho que la grabación de audio de la primera caja negra sugería que el copiloto de 27 años Andreas Lubitz se encerró, dejó al capitán afuera de la cabina y estrelló el avión contra los Alpes franceses.

Los datos de la grabación del vuelo contienen una detallada lectura de cientos de parámetros, que incluyen los comandos hechos desde el asiento del copiloto en el vuelo de Germanwings con destino a Düsseldorf.

La BEA dijo que aún estaban trabajando para establecer los hechos que antecedieron al vuelo, cuya caída provocó la muerte de 150 personas.

Los motivos de Lubitz siguen siendo un misterio, pero las autoridades han descubierto creciente evidencia de que había investigado sobre suicidios antes del vuelo.

Fiscales alemanes dijeron que Lubitz había hecho búsquedas en internet sobre el tema días antes del accidente, como información sobre las puertas de las cabinas y precauciones de seguridad.