Mundo

Se resisten a poner fecha al referendo

El CNE no logró ponerse de acuerdo para la recolección de firmas contra Maduro.
Corresponsal Lissette Cardona
19 septiembre 2016 21:15 Última actualización 20 septiembre 2016 5:0
El presidente. Nicolás Maduro.

El presidente. Nicolás Maduro.

CARACAS.- Venezuela sigue a la expectativa. El anuncio pautado para este lunes sobre el cronograma para recabar las firmas faltantes para activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, volvió a posponerse.

La junta directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) inició la reunión previa al anuncio con 3 horas de retraso pero no la culminó. La decisión final sobre el destino de la consulta se postergó para este martes.

Mientras se da el veredicto, la oposición continúa con las denuncias de retrasos en la convocatoria.

El gobernador de Miranda y excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski insistió en las intenciones del ente comicial venezolano de fraguar estrategias para posponer el referendo revocatorio contra el mandatario Maduro.

“Están negociando y sacando cuentas para poner las máquinas y horas justas que permitan poner la huella solo a 4 millones de venezolanos y no más, para disminuir la participación”, advirtió.

“Lo que se oye, se ve y se siente, es que tenemos 20 millones de venezolanos que quieren expresarse y el gobierno y CNE están negociando”, agregó.

La denuncia fue respaldada por el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Chúo Torrealba, quien dijo que “existe la nefasta posibilidad de que el CNE termine con sus manos manchadas de sangre”.

La oposición venezolana exige que el 20 por ciento de las firmas sea tomado por la circunscripción nacional del cargo a revocar, para evitar así la solicitud del mismo porcentaje de las rúbricas por estado.

También que participen los 19.2 millones de personas inscritas en el Registro Electoral Permanente, así como la apertura de seis mil 500 centros electorales y la habilitación de 19 mil 500 máquinas de votación, además de que las mesas electorales permanezcan abiertas hasta que todos voten, y que se distribuyan en centros grandes de todas las parroquias.

Ante la falta de información oficial, el rector del CNE Luis Emilio Rondón señaló su deseo de que se emitiera un comunicado.

Aseguró que hay un consenso sobre algunas normas: “No hay nucleación y el elector va a poder trasladarse a cualquier centro de votación dentro del municipio”, adelantó. La oposición necesita casi cuatro millones de firmas para activar el referendo revocatorio.

>