Mundo

Se registran nuevos ataques en Irak, dejan 31 muertos

12 febrero 2014 4:40 Última actualización 30 mayo 2013 13:43

   [Reuters/Archivo] Irak se enfrenta a su peor ola de violencia desde la retirada militar de EU. 


 

Notimex

Nuevos atentados con carros bomba y artefactos explosivos ocurrieron hoy en Irak, cobrándose la vida de 31 personas y causado heridas a casi 80, en el marco de la ola de violencia que ha dejado unos 200 muertos esta semana y 600 este mes.

Un coche bomba explotó esta mañana en el barrio de Binouq, en el noreste de Bagdad, causando cuatro muertos y unos 12 heridos, mientras que otro vehículo lleno de explosivos estalló en el centro de la capital, dejando otros dos muertos y 10 lesionados.

En el norte de Bagdad, un suicida que conducía un vehículo cargado con explosivos lo hizo detonar al paso de una patrulla del ejército iraquí, matando a dos soldados y dos civiles, además de herir a otras 12 personas, según la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

Otras tres personas fallecieron y al menos 18 resultaron heridas tras estallar dos coches bomba cerca de un centro
comercial en el sur de Bagdad y en el céntrico barrio de Al Karrada.

En otro episodio de violencia, al menos 10 personas resultaron heridas por la explosión de dos artefactos en los barrios de Baladiyat (este de Bagdad) y Saidia (suroeste), reportaron fuentes policiales iraquíes.

En el oeste de Irak otro coche bomba explotó en las proximidades de un complejo de edificios gubernamentales en la ciudad de Ramadi, dejando cinco heridos, entre ellos dos guardaespaldas del gobernador de Al Anbar, Qasem al Fahdawy.

En la misma ciudad de Ramadi, capital de la provincia occidental de Al Anbar, un grupo armado disparó contra un vehículo en el que viajaban guardias fronterizos y causó la muerte de dos agentes.

En la norteña ciudad de Mosul, al menos 12 policías murieron cuando hombres armados abrieron fuego contra ellos, mientras dos policías fronterizos fueron abatidos durante una emboscada en una carretera que une Irak con Jordania.

En Baquba, dos jugadores de futbol murieron y al menos nueve resultaron heridos durante la explosión de una bomba fuera de un estadio deportivo.

Ante el incremento de la ola de violencia, el ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, indicó que el gobierno redoblará los esfuerzos para impedir que degenere en una guerra confesional entre sunitas y chiítas.

Desde principios de este año, Irak experimenta una espiral de violencia que coincide con una movilización de la minoría sunita para denunciar su marginalización por el gobierno del chiíta Nouri al-Maliki, acusado por sus detractores de acaparar el poder.

Irak se enfrenta a su peor ola de violencia desde la retirada militar de Estados Unidos en 2011, por lo que aumenta el temor de que el país se encamine hacia la lucha sectaria que lo llevó al borde de la guerra civil en los años posteriores a la invasión estadounidense.