Mundo

Sé que hice bien mi trabajo: policía que mató a joven en Ferguson

Darren Wilson dio hoy sus primeras declaraciones públicas sobre el asesinato de Michael Brown; durante un programa de televisión el oficial señaló que su conciencia está tranquila.
Agencias
25 noviembre 2014 19:49 Última actualización 25 noviembre 2014 19:49
Darren Wilson dio sus primeras declaraciones públicas sobre la muerte del joven Michael Brown. (Reuters)

Darren Wilson dio sus primeras declaraciones públicas sobre la muerte del joven Michael Brown. (Reuters)

FERGUSON.- Darren Wilson, el policía de Ferguson que mató al adolescente Michael Brown, dijo que nada que hubiera hecho de otro modo habría evitado que el joven de 18 muriera.

Wilson hizo sus primeras declaraciones públicas el martes durante una entrevista con George Stephanopoulos para la cadena ABC.

El oficial dio detalles de su declaración ante el jurado de investigación por el tiroteo del 9 de agosto, que fueron dados a conocer un día antes al anunciarse que no sería procesado penalmente por la muerte.

Wilson dijo que creía que era su obligación perseguir a Brown tras una confrontación en su patrulla. Cuando le dijeron que declaraciones de testigos constaba que en algún momento Brown volteó y se puso frente a él con las manos en alto, respondió: "Eso es incorrecto".

Dijo a Stephanopoulos que su conciencia está tranquila porque "sé que hice bien mi trabajo".

Wilson relató al jurado que Brown intentó agarrar su pistola y sintió que su vida estaba en peligro cuando disparó, según documentos facilitados por los fiscales.

"Dije 'Retrocede o te voy a disparar'", afirmó Wilson, según los documentos. "Agarró inmediatamente mi pistola y me dijo 'Eres muy maricón para dispararme'", mencionó.

1
NO HAY EXCUSAS PARA LA VIOLENCIA

Hoy el presidente de Estados Unidos dio declaraciones sobre la violencia sucedida en Ferguson tras la decisión del jurado.

Barack Obama reprendió con aspereza a los manifestantes que participaron en episodios de violencia en Missouri, a quienes dijo que "no hay excusas" para la quema de edificios, autos y destrucción de propiedades en respuesta a la decisión de un jurado de no procesar a un policía que mató a un adolescente negro.

Cuando caía la noche en Ferguson, Missouri, donde autoridades esperaban evitar otra noche de caos en las calles, Obama dijo que los actos de destrucción son criminales y quienes los cometen deben ser castigados.

Decenas de vehículos fueron incendiados en las protestas celebradas la  noche del lunes tras la decisón del jurado en el caso de Michael Brown. (Reuters)

"A quienes piensan que lo sucedido en Ferguson es una excusa para la violencia, digo que no siento simpatía alguna por eso. No tengo simpatía en absoluto por la destrucción de sus propias comunidades", dijo.

El presidente habló desde Chicago, a donde acudió para hablar de inmigración, tema que fue opacado por las noticias de la noche previa en el sentido de que un jurado de investigación de Missouri rechazó procesar penalmente a Darren Wilson, el policía que mató al adolescente de 18 años Michael Brown.

Obama dijo que comprende que muchas personas estén molestas por la decisión. "La frustración que hemos visto no obedece a un incidente en particular. Tiene su origen en la percepción de que las leyes no siempre son aplicadas "de forma justa y uniforme", dijo.

"Hay maneras productivas de responder y expresar esas frustraciones, pero también hay maneras destructivas", añadió. "Incendiar edificios, quemar autos, destruir propiedades, poner en riesgo a las personas. Eso es destructivo y no hay excusa para eso. Esos son actos criminales y la gente que intervenga en ellos debe ser castigada".

Obama había hecho un llamado a la calma la noche anterior luego de que se anunciara la decisión del gran jurado pero éste no se atendió por algunos de quienes protestaron en el suburbio de Saint Louis, quienes incendiaron autos de la policía, rompieron los aparadores de tiendas y las saquearon y dispararon armas de fuego. En una muestra en tiempo real de los límites de su influencia, las cadenas de televisión mostraron en un cuadro las declaraciones de Obama mientras en otro se veían las escenas de la violencia.

1
REFUERZAN SEGURIDAD 

El gobernador de Misuri ordenó el martes el envío de refuerzos de cientos de efectivos de la Guardia Nacional estadounidense a Ferguson, con la intención de evitar más disturbios tras una noche de violencia generada por la absolución de un policía blanco que mató a un adolescente negro desarmado.

"La vida y la propiedad deben ser protegidas. Esta comunidad merece paz", dijo el gobernador Jay Nixon en rueda de prensa, en la que sostuvo que el lunes se desplegaron 700 efectivos y que otros cientos llegarían al lugar en la noche del martes.

El gobernador Nixon anunció una reunión con las fuerzas de seguridad y la ampliación del despliegue de la Fuerza Nacional.

"Violencia como la que vimos la pasada noche no puede repetirse", dijo Nixon en su cuenta de Twitter. Su oficina afirmó que "la Guardia está aportando seguridad en el Departamento de Policía de Ferguson, lo que permitirá que haya un número adicional de oficiales para proteger a la gente".

La seguridad en Ferguson fuer reforzada con un mayor número de elementos de la Guardia Nacional. (Reuters)

El martes luego del veredicto del jurado sobre el caso del asesinato de Michael Brown, cientos de personas salieron a manifestarse en contra de la decisión del jurado, y a pesar de que la familia del joven afroamericano había instado a mantener la calma se registraron enfrentamientos con la policía, saqueos y quema de tiendas y autos en Ferguson.

El martes, el humo se elevaba desde los cascarones ennegrecidos de negocios quemados, y había cristales desperdigados en las aceras frente a tiendas cuyos escaparates fueron destrozados en las protestas nocturnas.

Doce edificios comerciales en Ferguson estaban totalmente quemados, y los bomberos respondieron a incendios en ocho más, dijo Steve Fair, subjefe de esa corporación. Otros negocios fueron saqueados, y 12 vehículos estaban carbonizados.

Hubo 61 arrestos en Ferguson durante la noche y 21 en Saint Louis. Al menos 18 personas resultaron heridas, incluido alguien que fue baleado y se está recuperando en un hospital.

Por segundo día se efectuaron varias protestas en el área de Saint Louis y en otras ciudades. Unas 300 personas marcharon desde un parque hasta el tribunal de Saint Louis y permanecieron allí unos 30 minutos antes de dirigirse hacia otro lado. Coreaban: "¡Ustedes no acusaron formalmente! ¡Nosotros pelearemos!".

Con información de AP y Reuters