Mundo

Se agota el plazo para un acuerdo nuclear con Irán

John Kerry, secretario de Estado de EU amenazó con abandonar las negociaciones si no se toman pronto las "decisiones difíciles"; su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif dijo que están trabajando duro pero  que ellos no tienen prisa. 
Agencias
10 julio 2015 1:4 Última actualización 10 julio 2015 5:0
John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos. (Reuters)

John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos. (Reuters)

VIENA.- El secretario de Estado, John Kerry, amenazó con abandonar las negociaciones con Irán por su programa nuclear si no se toman pronto las “decisiones difíciles”, a horas de que se acabe el plazo para un acuerdo del Grupo 5+1 (G5+1), integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, en busca de garantizar que la república islámica no tenga acceso a la fabricación de una bomba atómica.

Indicó que no ultimarán un trato nuclear con Irán para el plazo fijado -las primeras horas del hoy- tras reconocer que una nueva demora dificultaría los esfuerzos de Estados Unidos para aplicar rápidamente un acuerdo y levantar las sanciones, como lo pide Irán.

De acuerdo con la ley estadounidense se debió llegar a un acuerdo para la medianoche del jueves - hora de Washington-, para evitar un período de revisión legislativa de 60 días, durante el cual el presidente Barack Obama no puede levantar las sanciones sobre Irán. Pero si cumplen el plazo, el período sería de 30 días.

Esto es importante porque Irán exige levantar de inmediato las sanciones económicas a cambio de concesiones nucleares.

Adicionalmente, cuanto más tardan las potencias en cumplir sus promesas, más tiempo tendrán que esperar a que los iraníes reduzcan el enriquecimiento de material útil para fabricar armas atómicas.

La demora en la firma del acuerdo puede implicar también que los países participantes en las conversaciones declaren un receso hasta septiembre.

“No nos apresuraremos ni permitiremos que nos apresuren”, dijo Kerry tras señalar que faltaba resolver “asuntos difíciles”. Insistió que las negociaciones no serán “sin plazo” y si no se toman las decisiones difíciles, está “absolutamente dispuesto a poner fin a este proceso”.

Las potencias discutieron la situación durante casi una hora el jueves por la noche. Previamente hubo otras reuniones e incluso una de 45 minutos de Kerry con su contraparte iraní Mohamad Yavad Zarif.

Justo antes de que Kerry hablaba, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, declaró que “los últimos cien metros de un maratón son los más difíciles de correr”.

Agregó que aún “hay puntos difíciles por resolver, pero las cosas va en la dirección correcta”. Fabius señaló que “debido a estas condiciones, he decidido quedarme y trabajar esta noche y mañana por la mañana. Espero que seamos capaces de completar los metros que deben ejecutar. Hay cosas buenas, pero hay cosas difíciles que todavía necesitan ser trabajadas”.

Su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, transmitió un mensaje similar de la determinación de permanecer en la mesa de negociaciones.

Estamos trabajando duro, pero no teníamos prisa, para hacer el trabajo. Marca mis palabras; no se puede cambiar de caballo en medio de una corriente “, el ministro de Relaciones Exteriores tuiteó.

Diplomáticos dijeron que algunos de los argumentos más acaloradas esta semana han sido más de la cuestión de si el embargo de armas de las Naciones Unidas (ONU) sobre Irán debería ser levantada junto con las restricciones económicas y financieras a cambio de aceptar la cancelacion de su programa nuclear.

La demanda de Teherán de poner fin al embargo de armas del Consejo de Seguridad de la ONU y las sanciones sobre misiles se encuentran entre los principales puntos sin resolver en las negociaciones nucleares en curso con seis potencias mundiales.