Mundo

Sarkozy será investigado por tráfico de influencias

Una corte decidió someter a investigación formal al expresidente Nicolas Sarkozy ante la sospecha de que utilizó su influencia para desbaratar la indagatoria sobre supuestos irregularidades durante su campaña electoral del 2007; de ser culpable se le podría pasar cinco años en prisión.
Reuters
02 julio 2014 7:7 Última actualización 02 julio 2014 12:12
Nicolas Sarkozy

El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy fue sometido a una investigación formal por supuesto tráfico de influencias. (Reuters)

PARIS. El ex presidente francés Nicolas Sarkozy fue sometido a una investigación formal debido a sospechas de que intentó utilizar su influencia para desbaratar una investigación de su campaña electoral del 2007, dijo la oficina del fiscal.

La acción judicial, que a menudo pero no siempre desencadena un juicio, es el más reciente golpe a las esperanzas de Sarkozy de regresar a la política después de su derrota electoral del 2012 frente al socialista Francois Hollande.

El político conservador niega cualquier acción ilegal en una serie de investigaciones en las que ha estado directa o indirectamente implicado, pero aún así este proceso legal pone en duda su viabilidad como candidato para las elecciones del 2017.

Los magistrados están investigando si Sarkozy usó su influencia para conseguir la filtración de detalles en la investigación sobre las irregularidades por su victoriosa campaña del 2007.

El ex mandatario está acusado de tráfico de influencias, corrupción y de beneficiarse de "la violación del secreto profesional", dijo la oficina del fiscal.

Sarkozy, el primer ex presidente francés en estar bajo custodia policial, estuvo detenido durante 15 horas este miércoles antes de ser enviado a comparecer ante los jueces de instrucción que realizarán el interrogatorio. Posteriormente fue puesto en libertad sin fianza.

El ex mandatario "ha pasado por otras pruebas de esta naturaleza y siempre ha sabido cómo luchar", dijo Paul-Albert Iweins, el defensor del propio abogado de Sarkozy, Thierry Herzog, que también está siendo investigado por tráfico de influencias junto con el juez involucrado en el caso.

Iweins dijo que la investigación era débil, ya que se basaba en escuchas telefónicas legalmente cuestionables sobre conversaciones entre Sarkozy y Herzog, así como entre Herzog y el presidente del Colegio de Abogados de Francia.

Los aliados de Sarkozy han dudado sobre la imparcialidad de uno de los jueces que investiga el caso. El alcalde de Niza, Christian Estrosi, dijo a la radio France Info que Hollande había sembrado "un clima de odio".

Los jueces de instrucción tienen un papel único y de gran alcance en el derecho francés, tanto en la recopilación de pruebas como en la determinación de si éstas son lo suficientemente sólidas como para un juicio.

Después de la investigación, el juez puede desestimar el caso por falta de pruebas o presentar cargos contra los acusados, enviando el caso a juicio.

El tráfico de influencias puede ser castigado con hasta cinco años de prisión y la corrupción en funcionarios públicos puede desencadenar una sentencia de hasta 10 años.

Esta es la segunda vez que el ex presidente, que perdió la inmunidad procesal un mes después de dejar el cargo en agosto de 2012, ha sido sometido a una investigación judicial. La primera fue en 2013, pero más tarde los magistrados desestimaron el caso en su contra.