Mundo

Santos y Maduro pactan normalizar la frontera

Para resolver la crisis fronteriza entre Venezuela y Colombia, Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos realizaron un llamado para la reconciliación en los pasos fronterizos. 
Agencias
22 septiembre 2015 0:16 Última actualización 22 septiembre 2015 5:0
Los  mandatarios  de Ecuador, Clombia y Uruguay. (Reuters)

Los mandatarios de Ecuador, Clombia y Uruguay. (Reuters)

QUITO.- Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Nicolás Maduro, acordaron ayer durante el encuentro celebrado en Quito, Ecuador, siete puntos para resolver la crisis fronteriza que atraviesan ambas naciones desde hace más de un mes y que provocó el éxodo de unos diez mil colombianos.

Entre lo pactado está el retorno inmediato de los embajadores, la realización de una investigación de la actual situación de la frontera, la conformación de un equipo de ministros para tratar los temas sensibles, la progresiva normalización en los pasos fronterizos, cerrados por en agosto por Caracas, y la realización de un llamado a la reconciliación en la región.

El mandatario venezolano celebró el encuentro y lo vio, según dijo, como una oportunidad para plantear las bases de un nuevo inicio de relaciones “basadas en el respeto y la cooperación”. “Ha sido una reunión muy franca, muy clara. Ha sido una reunión en medio de un clima de hermandad”, agregó Maduro, quien aseguró que debe triunfar la paz.

El acuerdo incluye medidas de orden público para que en ambos lados de la frontera, haya mayor presencia de la fuerza pública e incluso, militarización de la zona. También estrategias conjuntas para frenar el contrabando y medidas para que, de manera gradual, se abra la frontera a el paso de colombianos a territorio venezolano y viceversa.

“Cuando llegamos no era fácil visualizar una reunión compleja. No ha estado exenta de problemas, pero hemos demostrado que con voluntad política sí se puede”, señaló Maduro.

Finalmente agradeció la invitación de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Uruguay, Tabaré Vázquez, quienes figuraron como facilitadores del encuentro.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, señaló que “cuando dos líderes tienen diferencias los que sufren son los pueblos, por lo que no debe haber lugar para el odio”. “Nos une combatir la delincuencia y el contrabando para llevar bienestar a las comunidades de la frontera”, agregó.