Mundo

Santos pedirá al Congreso facultades para lograr desarme de las FARC

Según el presidente de Colombia busca las facultades que le permitan concentración de las FARC  en lugares acordados con el gobierno y que incluyan la verificación internacional y medidas de seguridad para entregar sus armas. 
Reuters
08 enero 2016 18:23 Última actualización 08 enero 2016 18:25
Juan Manuel Santos

El presidente de Colombia dijo que se debe mejorar y reducir la desigualdad, en las competencias laborales. (Reuters)

BOGOTÁ.- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que citará al Congreso a sesiones extraordinarias para que le otorgue facultades que le permitan concentrar y desarmar a la guerrilla de las FARC en la negociación de paz que avanza en Cuba y que buscará concluir antes del 23 de marzo.

El gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciarán la próxima semana en La Habana la discusión relacionada con el cese bilateral y definitivo al fuego, el último punto de la agenda de negociación.

Las partes mantienen desde hace más de tres años una negociación con la que buscan poner fin al viejo conflicto de más de medio siglo que ha dejado unos 220 mil muertos e impide un mejor desempeño de la cuarta economía de América Latina.

"Voy a convocar a sesiones extras al Congreso de la República para aprobar una modificación de la ley, con el objeto de permitirle al presidente, que hoy no tiene esa facultad legal, de iniciar los procedimientos para la concentración de las FARC en los sitios que se negocien y la dejación de esas armas", aseguró Santos desde la caribeña ciudad de Cartagena.

La concentración implica reunir a la guerrilla en lugares acordados con el gobierno y que incluyan la verificación internacional y medidas de seguridad.

De acuerdo con fuentes gubernamentales, las sesiones extras del Congreso, en donde el gobierno tiene la mayoría, serían convocadas en febrero. Actualmente el legislativo se encuentra en receso y sus sesiones ordinarias comienzan en marzo.

En las negociaciones, que han logrado más avances que los esfuerzos previos para poner fin al largo conflicto, las partes han alcanzado acuerdos sobre reformas para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, la lucha contra el narcotráfico, el desminado, la transformación de la guerrilla en un partido político, justicia y la búsqueda de desaparecidos.

Pero para cerrar la negociación, las partes deben llegar a consensos sobre el cese bilateral del fuego que incluye la concentración y el desarme de la guerrilla, así como mecanismos que permitan implementar, verificar y refrendar los acuerdos.

Santos dijo que ordenó a sus negociadores "meterle el acelerador al proceso para terminar, ojalá antes del 23 de marzo", el diálogo y proceder a firmar el acuerdo de paz.

El presidente acordó con el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", esa fecha límite en un histórico encuentro que sostuvieron en septiembre en Cuba.