Mundo

Santos es reelecto como presidente de Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, logró este domingo su reelección con una victoria que le permitirá continuar con las negociaciones de paz con las FARC; su contrincante, Oscar Iván Zuluaga, reconoció su derrota.
Reuters
16 junio 2014 7:31 Última actualización 16 junio 2014 7:34
Juan Manuel Santos

Juan Manuel Santos fue reelecto como presidente de Colombia, imponiéndose a Oscar Iván Zuluada con el 51 por ciento de la votación. (Reuters)

BOGOTA. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, logró este domingo su reelección con una victoria que le allanará el camino para seguir las negociaciones de paz con la guerrilla en busca de poner punto final a un violento conflicto de medio siglo.

Santos, de centroderecha, obtuvo casi un 51 por ciento de los votos frente al 45 por ciento de su contrincante de derecha, el ex ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, en comicios que fueron una especie de plebiscito sobre el enfoque que prefieren los colombianos para acabar la confrontación con la guerrilla.

Las distintas recetas mantienen dividida a Colombia.

Mientras Santos apostó su reelección a continuar con el diálogo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba, Zuluaga proponía mano dura con los rebeldes redoblando la ofensiva militar para superar el conflicto que ha dejado más de 200 mil muertos y millones de desplazados.

La estrategia de Santos dio resultados.

"Sí se pudo, sí se pudo", gritaban los seguidores del presidente en la sede de campaña en el norte de Bogotá.

Santos había subido su apuesta pocos días antes de la elección, al anunciar el inicio de otras conversaciones exploratorias de paz con el más pequeño grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Yo voté por la paz, el presidente es un hombre decente que ha demostrado otro forma de hacer política", dijo Wilmar Díaz, un relacionista público de 35 años.

Pero las dudas de muchos colombianos sobre la voluntad de la guerrilla de dejar las armas, que llevaron a Zuluaga -delfín político del ex presidente Alvaro Uribe- a vencer en la primera vuelta y a dar pelea en el balotaje, serán un desafío para el segundo mandato de Santos que comienza el 7 de agosto.

"La lucha continúa", dijo Zuluaga después de felicitar a Santos por su triunfo. "Lucharemos para que todas las promesas que hemos dicho se las cumplamos a todos los colombianos".

Aunque están sentados en la mesa de negociaciones en La Habana desde hace más de un año y medio, las Fuerzas Armadas y las FARC siguen combatiendo en selvas y montañas colombianas.

Hasta ahora las partes sólo han logrado acuerdos parciales para garantizar el acceso a la tierra a los campesinos pobres, permitir que la guerrilla se transforme en un partido político sin armas y combatir el narcotráfico.

Aún quedan espinosos temas por discutir como la compensación de las víctimas o los mecanismos para acabar con el conflicto.

Y el archienemigo de Santos, el ex presidente Uribe, no le hará las cosas fáciles. Su nuevo partido se convirtió en la segunda fuerza política del país.

Santos y Uribe tienen una larga historia.

Aunque el presidente llegó al poder hace cuatro años como heredero político de Uribe, se distanció de las políticas de ataque frontal a la guerrilla del ex mandatario, de quien ha dicho que quiere manejar a todo el mundo como títere.

Eso despertó la ira de Uribe, que lo acusó de ser un oportunista que está haciendo demasiadas concesiones a las FARC.

Pero más allá del conflicto con la guerrilla, Santos tiene una lista de desafíos como lograr la aprobación de reformas al sistema de pensiones, al de justicia y al de salud.

Y reconoció que podría buscar una reforma tributaria, algo que ayudaría a blindar a una de las economías más dinámicas de América Latina.