Mundo

Sanciones de la ONU son un acto hostil: Norcorea

El vocero del ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte rechazó nuevamente las sanciones del Consejo de Seguridad, afirmando que busca frenar el crecimiento de su armamento nuclear.
Reuters
04 junio 2017 16:19 Última actualización 04 junio 2017 16:19
Último lanzamiento de misil de Corea del Norte es una ‘advertencia’ a EU

Corea del Norte disparó un nuevo misil días después de la toma de posesión del nuevo presidente de Corea del Sur y advirtió a los EU que no subestimen el poder nuclear de los norcoreanos.

Corea del Norte "rechaza categóricamente" las más recientes sanciones de Naciones Unidas contra sus ciudadanos y entidades como un "acto hostil" y continuará desarrollando su programa de armas nucleares sin demora, dijo el domingo el portavoz de su ministerio de Relaciones Exteriores.

El Consejo de Seguridad de la ONU amplió el viernes las sanciones contra Corea del Norte, luego de sus reiteradas pruebas de misiles, adoptando la primera resolución de su tipo acordada por Estados Unidos y China, el mayor aliado de Pyongyang, desde que el presidente Donald Trump asumió el poder.

La resolución "es un acto hostil artero con el propósito de frenar el fortalecimiento de las fuerzas nucleares de la RPDC, desarmarla y sofocarla económicamente", dijo el portavoz del ministerio en un comunicado divulgado por la agencia oficial de noticias KCNA, utilizando la sigla del nombre oficial de Corea del Norte, República Popular Democrática de Corea.

"Sin importar las futuras sanciones y presiones, nosotros no retrocederemos en nuestro camino para fortalecer las fuerzas nucleares que escogimos para defender la soberanía del país y su derecho a la existencia y avanzaremos hacia la victoria final", agregó.

Corea del Norte rechazó todas las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU desde el 2006, cuando realizó su primera prueba nuclear, afirmando que tales decisiones violan directamente su derecho soberano a la autodefensa.

Washington ha tenido problemas para frenar los programas nuclear y de misiles de Corea del Norte, que se han convertido en una prioridad de seguridad dada la promesa de Pyongyang de desarrollar un misil atómico capaz de alcanzar el territorio de Estados Unidos continental.

El gobierno de Trump ha estado presionando agresivamente a China para que controle a su vecino, advirtiendo que todas las opciones están sobre la mesa si Pyongyang persiste con su desarrollo de tecnología nuclear y de misiles.

Corea del Norte culpó a Estados Unidos y a China de "imponer y aplicar" la resolución de sanciones en el Consejo de Seguridad de la ONU "después de prepararla a su gusto en la trastienda".

"Es un error de cálculo fatal si los países siquiera piensan que pueden demorar o mantener bajo control el esclarecedor desarrollo de fuerzas nucleares (de Corea del Norte) incluso por un momento", dijo el portavoz.