Mundo

Rusos 'sancionan' a Obama por Ucrania

Políticos y empresarios prohíben desde hamburguesas hasta películas; algunos comerciantes han puesto en sus negocios: “Sanciones: Barack Obama tiene la entrada prohibida”.
Agencias
14 abril 2014 20:54 Última actualización 15 abril 2014 5:0
Mural Rusia Ucrania REUTERS

En las calles de Rusia se aprecia un mural ejemplificando la visión de sus habitantes, con respecto a Ucrania. (Reuters)

Es improbable que el presidente de los Estados Unidos haga compras pronto en la calle Aeroportovskaya uno de Moscú. Por las dudas, Magazin Myod, un pequeño comercio que vende miel y cera de abejas, tiene en la puerta un cartel en el que se lee: “Sanciones: Barack Obama tiene la entrada prohibida”.

En momentos en que las sanciones que impusieron los Estados Unidos y Europa por la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia comienzan a hacerse sentir en la economía, si bien de formas menores, el tema se ha convertido en centro de la conversación nacional.

“Cuando me enteré de las sanciones, quise tomar posición como ciudadano”, dijo Vladimir Kulakov, de 58 años, propietario de Magazin Myod –que se traduce como “Comercio de miel”- y presidente de la Asociación Nacional de Apicultores de Rusia. “Todos mis clientes lo apoyan”.

Al igual que Kulakov, políticos y empresarios aprovechan las sanciones para anotar puntos ante votantes y clientes. Un legislador propuso prohibir las películas de Hollywood, un partido político nacionalista quiere que se cierre McDonald’s por motivos de salud, mientras que comerciantes de toda Rusia han colocado carteles similares al de Magazin Myod.

La tensión se intensificó este fin de semana con enfrentamientos entre fuerzas de seguridad ucranianas y grupos armados partidarios de Rusia en la ciudad oriental de Slovyansk. Un efectivo ucraniano murió y cinco resultaron heridos, mientras que se desconoce la cantidad de muertos en el bando separatista.

Los Estados Unidos y sus aliados amenazan con sanciones más estrictas si el presidente Vladimir Putin hace nuevas incursiones en el país, mientras que Rusia dice que una represión ucraniana contra los separatistas en el este podría desencadenar una guerra civil.

Sin cajeros automáticos

Si bien las sanciones no son directamente responsables de ello, la consecuencia más visible del conflicto ha sido hasta ahora la declinación de la moneda rusa. El rublo ha caído casi ocho por ciento contra el dólar este año, lo cual ha generado inflación y amenaza el crecimiento económico. El ocho de abril, el Fondo Monetario Internacional redujo su pronóstico de expansión de Rusia para 2014 de 2 a 1.3 por ciento.

Entre las compañías extranjeras que han dicho que aumentarán los precios o que han experimentado una declinación de las ventas se cuentan las empresas automotrices Ford Motor Co. y Renault SA, la firma productora de lácteos Arla Foods y la cadena de indumentaria sueca Lindex, que tiene 22 locales en Rusia.

Los empleados de Ren TV, una emisora propiedad de Yury Kovalchuk, un banquero multimillonario que es una de las 31 personas objeto de sanciones, enfrentan mayores dificultades. Los miembros del personal cobran el sueldo en cuentas del Bank Rossiya de Kovalchuk. Luego de que Visa y MasterCard dejaran de atender las tarjetas de débito de Rossiya debido a las sanciones, los empleados de Ren TV no pudieron utilizarlas en la mayor parte de los comercios ni pudieron extraer dinero de los cajeros automáticos de otros bancos.