Mundo

Rusia podría reconstruir relaciones con Occidente 'si calma Ucrania': Kerry

En el marco de la reunión de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa, que incluye a Estados Unidos y Rusia el secretario de Estado de la Unión Americana se reunió, por separado, con los cancilleres de Ucrania, Pavlo Klimkin y de Rusia, Serguei Lavrov 
AP
04 diciembre 2014 9:15 Última actualización 04 diciembre 2014 9:15
John Kerry y Serguei Lavrov

Jon Kerry llamó a Moscú a respetar el acuerdo del cese al fuego en el este de Ucrania; en la imagen con el canciller ruso. (Reuters)

BASILEA. El secretario de estado John Kerry dijo que Rusia podría reconstruir sus relaciones con Occidente "si simplemente ayuda a calmar aguas turbulentas" en su frontera con Ucrania, donde separatistas pro Moscú combaten a las fuerzas del gobierno.

Kerry habló en una reunión de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa, que incluye a Estados Unidos y Rusia. Se reunió brevemente — y separadamente — con el canciller ucraniano Pavlo Klimkin, el canciller ruso Serguei Lavrov y el ministro de Relaciones Exteriores de Georgia Beruchashvili.

La OSCE ha tratado de conseguir un cese del fuego duradero en el este de Ucrania, donde se piensa que Moscú está respaldando a separatistas con armas y tropas en su lucha por separar la región del gobierno central de Ucrania.

Kerry dijo que ha sido "un año muy turbulento" e hizo notar que cuando la OSCE se reunió el año pasado, los manifestantes en Ucrania estaban demandando un nuevo gobierno.

"Se inspiraban en un deseo simple — vivir en un país con un gobierno honesto", dijo Kerry al inicio de la reunión. En el último año, sin embargo, el nuevo gobierno en Kiev se ha visto acosado por separatistas en las provincias orientales de Donetsk y Luhansk, y ha sufrido la secesión de Crimea.

Kerry dijo que Kiev ha sido "puesto a prueba por agresión externa", pero aún así "está eliminando los grilletes de la opresión y prometiendo un nuevo capítulo en la historia de la nación".

Llamó a Moscú a respetar el acuerdo del cese del fuego, que llama a retirar su respaldo a los separatistas y persuadirles a dejar en libertad a rehenes. Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a algunos rusos y separatistas como castigo por sus acciones.