Mundo

Rusia extiende un año el embargo de alimentos procedentes de la UE

Moscú prorroga la prohibición de entrada de la mayoría de productos lácteos, carne, pescado, frutas y verduras no sólo de la UE, sino también de Australia, Canadá, Noruega y Estados Unidos.
Notimex
24 junio 2015 15:43 Última actualización 24 junio 2015 15:57
El presidente Vladimir Putin respalda a su homólogo venezolano, al autorizar que el ejército ruso participe en los ejercicios militares del país latinoamericano. (Bloomberg)

El presidente Vladimir Putin firmo el decreto para prorrogar el embargo de alimentos procedentes de UE. (Bloomberg/Archivo)

Moscú.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, prorrogó por un año el embargo de alimentos perecederos procedentes de la Unión Europea (UE), en respuesta a la extensión de las sanciones contra Moscú por su papel en la crisis de Ucrania.

“Hoy he firmado el decreto para prorrogar la vigencia de medidas económicas especiales adoptadas en respuesta a las acciones de nuestros socios de algunos países, con el fin de garantizar la seguridad de Rusia”, dijo Putin en una reunión con miembros del gobierno.

El jefe del Kremlin pidió al Ejecutivo que emita “la disposición correspondiente” de conformidad con su decreto, que ha entrado en vigor este mismo miércoles, según las agencias rusas de noticias.

“Prorrogamos nuestras contramedidas por un año, tal y como lo ha solicitado el jefe del gobierno, Dmitri Medvedev. Creo que será un buen aliciente para los agricultores nacionales”, indicó Putin.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE extendieron el lunes pasado las sanciones económicas contra Rusia por seis meses, hasta el 31 de enero de 2016, por su implicación en el conflicto en el este de Ucrania.

Esas sanciones, que afectan a sectores como la banca, la defensa y la venta de petróleo e impiden que Rusia se financie en los mercados europeos, debían expirar a finales de julio próximo.

La UE decidió sancionar a Moscú hace cerca de un año tras la anexión de Crimea por parte de Rusia, a la que acusa de apoyar y armar a los separatistas de Ucrania.

Rusia impuso, por su parte, en agosto de 2014 un embargo sobre la mayoría de los productos alimentarios procedentes de los países que aplican sanciones contra ella, una decisión que afecta, sobre todo, a los agricultores de la UE.

Moscú prohíbe la entrada de la mayoría de productos lácteos, carne, pescado, frutas y verduras no sólo de la UE, sino también de Australia, Canadá, Noruega y Estados Unidos.