Rusia espió a Skripal e hija durante al menos cinco años: Reino Unido
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rusia espió a Skripal e hija durante al menos cinco años: Reino Unido

COMPARTIR

···

Rusia espió a Skripal e hija durante al menos cinco años: Reino Unido

El Gobierno británico dijo al secretario general de la OTAN que las cuentas de correo electrónico de Yulia fueron el blanco en 2013 de ciberespecialistas rusos.

13/04/2018
Actualización 13/04/2018 - 14:38

LONDRES.- Agencias de inteligencia de Moscú espiaron al exagente ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia durante al menos cinco años antes de que fueran atacados con un agente neurotóxico en marzo, aseguró el asesor de seguridad nacional británico Mark Sedwill en una carta publicada el viernes.

La carta, dirigida al secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, explica la conclusión británica de que el gobierno ruso es culpable del ataque a los Skripal el 4 de marzo con un agente neurotóxico.

Dijo que solo Rusia posee los "medios técnicos, la experiencia operativa y el motivo" para el ataque del que fueron víctimas el exespía ruso y su hija.

En la carta, Sedwill dijo que en la década de 1980 la Unión Soviética producía agentes neurotóxicos de cuarta generación conocidos como Novichoks en el Instituto Estatal de Química Orgánica y Tecnología cerca de Volgogrado, bajo el nombre clave de FOLIANT.

"Es altamente probable que produjeran los Novichoks para impedir su detección por Occidente y soslayar los controles internacionales de armas químicas", dijo. "El estado ruso ha producido Novichoks anteriormente y todavía sería capaz de hacerlo".

Dijo que después de la caída de la Unión Soviética, Rusia firmó la Convención sobre Armas Químicas sin informar acerca de su trabajo en curso con los Novichoks.

"Rusia siguió produciendo algunos Novichoks después de ratificar la convención", dijo Sedwill. Añadió que difícilmente otra exrepública soviética aparte de Rusia fabrica armas químicas ofensivas.

Dijo que Moscú tenía una trayectoria comprobada de asesinatos promovidos por el Estado y había ensayado distintas maneras de utilizar armas químicas, como rociar picaportes con agentes neurotóxicos, tal y como cree Londres que sucedió en el caso de los Skripal.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que un informe de esta semana de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) no confirmó el origen del veneno empleado contra los Skripal, únicamente su composición.

En tanto, el embajador ruso en Reino Unido dijo que la acusación británica de que Moscú habría estado espiando a los Skripal por al menos cinco años era una "gran sorpresa" y agregó que le preocupaba que el Gobierno británico estuviera intentando deshacerse de las pruebas relacionadas con el caso.

"Tenemos la impresión de que el Gobierno británico está persiguiendo deliberadamente la política de destrucción de toda prueba posible, clasificando todo el material que queda y haciendo imposible una investigación independiente y transparente", dijo a periodistas Alexander Yakovenko.

"Si alguien estaba espiando, ¿por qué los servicios británicos no se quejaron de eso?", cuestionó el embajador ruso. "Siempre se quejan si algo va mal. No vimos señales, ninguna solicitud del lado británico de que no estaban contentos con la forma en que vivían los Skripal en Salisbury", añadió Yakovenko.