Mundo

Rusia es un 'peligro', dice Tillerson a senadores

El nominado a secretario de Estado dijo que las acciones recientes de Moscú "desestimaron los intereses estadounidenses" y alarmaron a los aliados, aún cuando la cooperación entre Washington y Moscú seguía deseable en una variedad de asuntos.
AP
11 enero 2017 10:4 Última actualización 11 enero 2017 10:26
Rex Tillerson

Rex Tillerson durante la audiencia con la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. (Reuters)

WASHINGTON.- Argumentando que Estados Unidos debe reafirmar sus intereses, el nominado de Donald Trump para secretario de Estado trató de calmar preocupaciones de que el gobierno de entrante va ignorar las amenazas de sus rivales y agregó que Rusia representa un "peligro" para el país.

Amigo del Kremlin y enemigo de sanciones a Rusia en su vida corporativa, el exdirector ejecutivo de Exxon Mobil, Rex Tillerson, le dijo a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado que él ayudará a impulsar una nueva era de liderazgo estadounidense en el mundo como el más alto diplomático del país.

A diferencia de Trump, que ha restado importancia a acusaciones recientes de interferencia rusa en las elecciones presidenciales, Tillerson dijo que las acciones recientes de Moscú "desestimaron los intereses estadounidenses" y alarmaron a los aliados, aún cuando la cooperación entre Washington y Moscú seguía deseable en una variedad de asuntos.

Criticó además al gobierno de Barack Obama por no conseguir cumplir "buenas intenciones", retirarse de áreas críticas y enviar mensajes mixtos a aliados y adversarios.

"China ha emergido como una potencia económica en el comercio global y nuestras intenciones han sido tanto amistosas como antagonistas", dijo.

Agregó que "mientras que Rusia busca respeto y relevancia en el escenario internacional, sus actividades recientes han desestimado los intereses estadounidenses. El islamismo radical no es una ideología nueva, pero está lleno de odio, es letal y una expresión ilegítima de la fe islámica. Adversarios como Irán y Corea del Norte representan amenazas graves para el mundo por su renuencia a aceptar las normas internacionales".

También comentó que es "justo suponer" que el presidente ruso Vladimir Putin estaba enterrado de la intromisión en la elección presidencial estadounidense.

Tillerson dijo que no conoce en detalle los informes de inteligencia sobre la ciberpiratería rusa, pero que leyó el informe difundido la semana pasada.

En respuesta a una pregunta del senador republicano Marco Rubio, Tillerson dice que no consideraría a Putin un "criminal de guerra".

Varios legisladores han hablado sobre la necesidad de examinar las relaciones de Tillerson y Exxon con el presidente ruso Vladimir Putin y otros en Moscú que datan de dos décadas.

CRITICA ACERCAMIENTO CON CUBA

Tillerson criticó la normalización de relaciones diplomáticas adelantada por el presidente Barack Obama con Cuba, alegando que los líderes de la isla comunista no han realizado concesiones suficientes.

En su intervención inicial comentó que "nuestro acercamiento reciente con el gobierno de Cuba no estuvo acompañado por concesión alguna en derechos humanos".

"No les hemos exigido cuentas por su conducta. Sus líderes recibieron mucho, mientras que su pueblo recibió poco. Eso no ayudó a los cubanos ni a los estadounidenses", agregó.

Tillerson no precisó si desea revertir las acciones ejecutivas adoptadas por Obama para atenuar el embargo comercial que Washington impuso sobre Cuba en 1961.

Obama ha adoptado varias medidas administrativas desde que en 2015 ambos gobiernos reanudaron relaciones diplomáticas, pero solo el Congreso puede anular el embargo.

Durante su campaña electoral, Trump asomó la posibilidad de reabrir negociaciones con Cuba para buscar concesiones de La Habana.

El Senado, controlado por los republicanos, necesita aprobar la postulación de Tillerson.