Mundo

Rousseff recibe apoyo formal de su partido para comicios del 5 de octubre

La popularidad de Rousseff, quien buscará su segundo mandato, está cayendo debido al alto costo de la vida y la desaceleración de la economía brasileña. La mandataria fue abucheada en el partido inaugural del Mundial.
Reuters
21 junio 2014 16:18 Última actualización 21 junio 2014 16:18
Dilma Rousseff

En la gráfica, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y su predecesor Luiz Inácio Lula da Silva en la convención nacional del Partido de los Trabajadores. (Reuters)

BRASILIA.- El gobernante Partido de los Trabajadores de Brasil nominó formalmente el sábado a la presidenta Dilma Rousseff como su candidata para los comicios del 5 de octubre, la mayor prueba para la mandataria desde que llegó al poder en 2002.

La popularidad de Rousseff, quien buscará su segundo mandato, está cayendo debido al alto costo de la vida y la desaceleración de la economía brasileña. La mandataria fue abucheada en el partido inaugural de la Copa del Mundo de futbol disputado la semana pasada.

Rousseff resistió unas masivas protestas realizadas el año pasado por parte de una ciudadanía que demandaba mejores servicios de salud, educación y transporte público, en lugar de los costosos estadios construidos para la Copa del Mundo.

La mandataria aún es la favorita para lograr la reelección en una segunda vuelta, aunque su ventaja se ha reducido en los últimos meses, según las encuestas de opinión.

"Nos enfrentamos a un desafío, ya que la calidad de vida ha mejorado en Brasil y cuando eso sucede en un país su gente demanda más y mejor calidad", dijo Rousseff en un discurso ante una convención de su partido.

El Partido de los Trabajadores tiene previsto hacer campaña sobre la base del mejoramiento en el bienestar social y en la distribución de los ingresos registrado en la última década. Bajo su gobierno, 35 millones de personas han salido de la línea de la pobreza.

El principal rival de Rousseff, Aecio Neves, del centrista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), posee un mayor apoyo empresarial y promete recuperar la otrora pujante economía de Brasil.