Mundo

Rousseff reanuda conversaciones con Lula sobre puesto ministerial

En las conversaciones que se realizaron este martes para definir si el expresidente se incorporaba al gabinete de Dilma Rousseff, participaron el ministro de Hacienda Nelson Barbosa, junto con otros miembros del círculo más cercano a la mandataria.
Reuters
16 marzo 2016 7:54 Última actualización 16 marzo 2016 7:55
Rousseff (AP)

Rousseff (AP)

BRASILIA.- La presidenta brasileña Dilma Rousseff reanudó las conversaciones con su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, en torno al nombramiento del exmandatario a un puesto ministerial tras una serie de discusiones inconclusas.

Asesores presidenciales dijeron que Lula había decidido aceptar un puesto ministerial, una decisión que podría ofrecerle protección en el corto plazo frente a fiscales que lo han acusado de fraude y lavado de dinero.

Periodistas emplazados en la residencia presidencial de Alvorada dijeron que el ministro de Hacienda Nelson Barbosa se había sumado a la reunión, junto con otros miembros del círculo más cercano a la mandataria.

Rousseff busca defender su gobierno en medio de una tormenta de acusaciones de corrupción que amenazan su gestión. Nombrar al carismático Lula en su gabinete podría ayudarla a mantener unida a su coalición y evitar una impugnación frente al Congreso.

El retorno de Lula a Brasilia fue opacado por una serie de nuevas acusaciones por parte del senador Delcídio do Amaral, un cercano aliado del Partido de los Trabajadores del expresidente hasta su arresto el año pasado.

En testimonio bajo acuerdo judicial, Amaral dijo que Rousseff estaba al tanto de un esquema de corrupción en la compañía estatal brasileña Petrobras y que uno de sus ministros había tratado de comprar su silencio.

La popularidad de Rousseff se ha desplomado, golpeada por la peor recesión económica desde la Gran Depresión y por el alcance de la investigación por corrupción enfocada en Petrobras.

Más de un millón de personas marcharon en protestas en Brasil el domingo pasado pidiendo un juicio político contra Rousseff.