Mundo

Rey de Jordania jura en nuevo gobierno reformista

12 febrero 2014 4:55 Última actualización 30 marzo 2013 12:16

[Reuters]El rey Abdullah de Jordania juró el sábado en un Gobierno reformista que tiene la tarea de impulsar medidas de austeridad. 


Reuters

Amán.- El rey Abdullah de Jordania juró el sábado en un Gobierno reformista que tiene la tarea de impulsar medidas de austeridad requeridas en virtud de un acuerdo de préstamo con el Fondo Monetario Internacional.

La alineación del gabinete fue confirmada luego de casi tres semanas de consultas sin precedentes lideradas por el primer ministro Abdullah Ensour, quien fue redesignado el 9 de marzo después de que el rey realizó consultas con miembros del Parlamento.

Las inusuales consultas del monarca tuvieron lugar tras cambios constitucionales que transfirieron poderes desde el palacio, en respuesta a llamados por reformas generados durante levantamientos en el mundo árabe y protestas de menor escala dentro de Jordania.

El rey Abdullah escogía previamente a sus primeros ministros sin realizar consultas con el Parlamento y la asamblea de 150 miembros no jugaba un rol en la formación de gobiernos. El gabinete anunciado el sábado es el más pequeño en cuatro décadas, con 18 ministros.

La designación del ex gobernador del banco central Umayya Toukan como ministro de Finanzas señaló un deseo por parte de los legisladores de presionar con reformas impopulares buscadas por el FMI a cambio de un préstamo por 2.000 millones de dólares.

Toukan, educado en Estados Unidos, es un fuerte defensor de medidas fiscales para reducir años de gastos excesivos por parte de gobiernos sucesivos.

El FMI empujó al reino a liberalizar los precios de los combustibles en noviembre del 2012, lo que generó varios días de agitación civil, principalmente en áreas rurales y tribales.

Ensour ha enfrentado protestas callejeras y ha argumentado que un cambio desde amplios subsidios a transferencias de dinero selectivas a los pobres es la única forma de lidiar con una crisis financiera que llevó al déficit a más de un 12 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y que forzó a Jordania a buscar la ayuda del FMI.

El FMI ha llamado al país a continuar reformando su costoso plan de subsidios y a aumentar las tarifas eléctricas, que funcionarios han dicho que serán elevadas en junio.

La crisis financiera de Jordania ha sido ahondada por una caída en la ayuda del Golfo Pérsico, que tradicionalmente llenaba las arcas fiscales del país, y la economía se ha visto presionada por una ola de refugiados de la vecina Siria, que escapan de la guerra civil de dos años.